Estira y afloja

El nuevo México con el TPP

Le informé ayer que no se modificará el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y que se modernizará dentro de las negociaciones que están en curso para conformar el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP), que será el más importante del país. Por los temas que involucra, se está moldeando otro México y esto tiene mucha relación con las reformas emprendidas por el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto.

Entre los temas que se negocian en el TPP están acceso a mercados de bienes, servicios e inversiones, aranceles, reglas de origen, obstáculos técnicos al comercio, medidas sanitarias y fitosanitarias, defensa comercial, competencia, compras públicas, entrada temporal, comercio electrónico, telecomunicaciones, servicios financieros, estado de derecho, propiedad intelectual, medio ambiente y temas laborales, además de coherencia regulatoria, competitividad, desarrollo y pymes.

Los 12 países que negocian este acuerdo son Australia, Brunéi-Darussalam, Canadá, Chile, Estados Unidos, Japón, Malasia, México, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Vietnam. Representan 38 por ciento del PIB global, 24 por ciento de las exportaciones y 28 por ciento de las importaciones mundiales. En 2012 el comercio de México con esos países alcanzó 530 mil 485 millones de dólares, de los cuales 307 mil 357 millones fueron de exportaciones.

Y aunque no son visibles, los temas en negociación tienen que ver con la educación, el ámbito laboral, la innovación, la transparencia, el uso de nuevas tecnologías e incorporación de sectores y regiones al desarrollo. Esto último tiene que ver con las reformas sociales y el combate a la pobreza.

Por eso digo que el TPP será un camino de transformación nacional con incidencia en la política social y en materia de salud. Por ejemplo, en el tema del tabaco los países negociaron que cada uno tendrá el derecho a regular su consumo.

Si usted me pregunta por el petróleo, le recuerdo que la reforma energética permitirá la participación privada. Es absurdo pensar que se cederá el petróleo a extranjeros, porque el gobierno requiere de sus ingresos, pero en el TPP hay conciencia de cómo se podrá participar.

Por cierto, hay un acuerdo de los participantes para mantener en la confidencialidad los detalles de la negociación.

Mientras, la empresa SSA México, líder en puertos especializados, inició operaciones de movimiento de automóviles en Lázaro Cárdenas en preparación para crear un centro de actividades estratégicas en autos para la cuenca del Pacífico.