Estira y afloja

No se necesitan tierras de Atenco para el aeropuerto

Más claro ni el agua: las nuevas instalaciones del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México estarán en la zona contigua a la actual terminal aérea, y “no se requerirán terrenos adicionales a los actualmente disponibles”, que son “propiedad del gobierno federal”.

De esta forma, no se necesita ni un metro de los terrenos de Atenco, y esto se debe a que se modificó la ubicación de las pistas precisamente para evitar un nuevo conflicto social. Claro, la nueva construcción colindará con Texcoco y Atenco, donde puede surgir un polo generador de empleos y nuevas oportunidades en la región con alto grado de marginación.

En el segundo Informe de gobierno del presidente Enrique Peña Nieto también se precisa que la inversión pública para las nuevas instalaciones será de 120 mil millones de pesos. Ya se realizaron estudios aeronáuticos, hidrológicos, ambientales, de uso del suelo, de ingeniería y arquitectónicos.

Ahí mismo se informa que en el primer semestre del año se realizaron obras de ampliación y mantenimiento en el recinto aeroportuario, para que las operaciones aeronáuticas se realicen en óptimas condiciones de seguridad en las terminales I y II, entre ellas la rehabilitación de la pista 05R-23L y complemento del sistema de luces de eje de pista para garantizar la seguridad de las operaciones aeronáuticas en los despegues y aterrizajes.

Bien lo dicen Gabriel Casillas Olvera, director general de Análisis Económico, y Delia María Paredes Mier, directora ejecutiva de Análisis y Estrategia del Grupo Financiero Banorte: “Consideramos que los planes de infraestructura serán el enfoque de la administración por lo menos en los próximos 12 meses. Esto incluye la posibilidad de que se anuncie la construcción del nuevo aeropuerto en la Ciudad de México”.

Cuarto de junto

Una treintena de industriales de Sonora busca al secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, para que intervenga en la solución del problema de paralización de actividades productivas agravada por la tragedia ecológica causada por la minera Buenavista del Cobre. Empresas como Electrocontroles del Noreste, Empresas Matco, Maquinados Mineros de Parral, Telas y Líneas en Representación, Weir Minerals México, Metal Master Industrial, Grupo Janha y Compañía Industrial Hanka afirman que la sección 65 del sindicato minero, de Napoleón Gómez Urrutia, que allí encabeza Sergio Tolano, bloquea las actividades de firmas proveedoras con la ex Minera Cananea, a pesar de que los sindicalizados no pertenecen a la empresa.

jesus.rangel@milenio.com