Estira y afloja

CdMx, más atractiva para españoles

La Ciudad de México se consolidó como la metrópoli más atractiva de la región iberoamericana para ubicar las operaciones centrales de las compañías españolas. La llegada de pequeñas y medianas empresas, "muchas de las cuales comienzan su aventura americana por este país, explica la subida de la capital mexicana del cuarto al primer puesto".

Esa es la conclusión de la novena edición del "Panorama de inversión española en Iberoamérica", elaborado conjuntamente por IE Business Scholl de España y Air France KLM, donde, claro, no se preguntó la opinión sobre los problemas de contaminación.

En cuanto a la ciudad preferida para valorar un destino profesional en la región, Miami se mantiene en primer lugar por la seguridad, la diversidad de ocio, las conexiones aéreas, la oferta de escuelas y las facilidades familiares. Este puesto lo ha ocupado desde hace nueve años.

La Ciudad de México logró el segundo puesto, junto con Sao Paulo; en ambos casos la seguridad es el punto débil, "aunque en el caso de la capital mexicana su percepción ha mejorado notablemente en el último año. Panamá y Santiago de Chile (junto con Miami) se consideran, por los directivos, como los destinos más seguros para expatriarse con la familia".

El estudio también revela que México, Brasil, Colombia y Chile se mantienen como los países donde más empresas españolas están asentadas. "Apenas hay diferencias significativas entre las grandes empresas y las Pyme en relación con los principales mercados en los que hacen negocios", dice, y agrega que el stock de inversión y el número de empresas se mantiene estable entre la muestra que contestó las preguntas.

Asimismo, se concluyó que México y Panamá, seguidos de Colombia, Chile y Perú, son los países que disfrutarán de un entorno económico más favorable, a pesar de que la región vivirá un año complicado en su conjunto. Las perspectivas de Brasil empeoran sustancialmente, y solo en Venezuela la situación económica será peor en 2016".

A pesar de que Iberoamérica se enfrenta a una difícil situación económica durante este año, las empresas españolas ubicadas en la región no piensan replegarse. "Más de 75 por ciento tiene pensado incrementar sus inversiones en 2016, aunque esté muy pendiente de la evolución de la economía regional, mundial y de algunos procesos electorales. Los porcentajes son muy similares a los obtenidos el año pasado".

Habrá que ver qué pasará en el año para determinar qué tanto afectó a Panamá la revelación de los documentos de lo que se conoce como Panama Paper.


jesus.rangel@milenio.com