Estira y afloja

La inseguridad preocupa a inversionistas

Una pregunta constante tiene que ver con la relación inversión/inseguridad. Todos saben que es muy difícil tener una valuación precisa de cómo la actual situación que vive México ha afectado la visión de los inversionistas globales sobre la perspectiva económica del país.

Pero ya hay datos y también opiniones de expertos. De acuerdo con las estadísticas del Banco de México, al 24 de septiembre la tenencia de valores gubernamentales en poder de inversionistas extranjeros alcanzó un total de 2 billones 25 mil 777 millones de pesos, cifra que al 21 de octubre se redujo en 41 mil 879 millones de pesos.

En este periodo, como sabemos, el tema de los normalistas de Ayotzinapa ha estado presente en todo el país y también en algunos del exterior. Es probable que el sentimiento de los inversionistas foráneos sea de mayor cautela.

Carlos Capistrán, economista en jefe para México de BofA Merrill Lynch Global Research, advirtió en su último análisis que “las exportaciones petroleras a la baja, un retraso más largo de lo esperado en el impacto del gasto público en la economía y las crecientes preocupaciones sobre la inseguridad en México están pesando en el crecimiento del PIB”.

Recientemente esa institución redujo su pronóstico de crecimiento del PIB en México de 2.6 a 2.2 por ciento para 2014 y de 4 a 3.7 por ciento para 2015.

Capistrán identifica los principales riesgos para México: “un crecimiento más débil de lo esperado del PIB y una normalización desordenada en la política monetaria de Estados Unidos son los principales riesgos externos. Mientras que los principales riesgos internos consisten en una mayor reducción de las exportaciones petroleras, una implementación de las reformas por debajo de las expectativas y el aumento de la inseguridad”.

Agregó que en las últimas semanas, “las preocupaciones sobre la inseguridad han regresado a los reflectores como el principal factor que detiene el crecimiento económico, según la encuesta del Banco de México. La inseguridad encabeza las preocupaciones por encima de la política fiscal, volatilidad financiera y debilidad externa de los mercados. Esto está relacionado con los conflictos en Guerrero y Michoacán, y las protestas que los acompañan a escala nacional”.

Por cierto, un hecho que ya se convirtió en llamada de atención es la actitud de la subsecretaria de Hidrocarburos de la Secretaría de Energía, Lourdes Melgar, quien no ha sabido explicar en diversos foros los beneficios de la reforma energética y se molesta si hay preguntas.

jesus.rangel@milenio.com