Estira y afloja

El gen de Investa Bank

¿Habrá un banco que no otorgue créditos al consumo? Sí. ¿Solo aprobará financiamiento productivo con seguro de crédito incluido? Sí. Además se caracterizará por ser muy creativo, de atención personalizada, sin sucursales y con un sistema muy poderoso y sencillo de banca electrónica y manejo de fideicomisos.

Se llama Investa Bank y entró en operaciones el pasado 28 de febrero con 37 accionistas mexicanos, integrantes de medianas y medianas-grandes empresas que el 31 de mayo de 2013 firmaron el contrato para comprar un banco extranjero establecido en México: The Royal Bank of Scotlandh. Es la primera vez que sucede esto en el país.

Enrique Vilatela, presidente y director general del nuevo banco, lo dice sin rodeos: “Somos ambiciosos. Nuestra penetración será por mejor servicio y precio, por armar esquemas que atiendan lo que necesitan realmente nuestros clientes de una cadena productiva. Daremos créditos para producir, no para el consumo ni en tarjetas. Apoyaremos la compra de materias primas, maquinaria y equipo, tecnología y otras necesidades de la pequeña y mediana empresa ligada al comercio exterior; el monto mínimo será de 5 millones de pesos y el máximo de 50”.

Quien fuera director general del Bancomext tiene muy claro su nicho, y asegura que el sector energético en toda su extensión será un mercado “donde nos meteremos fuerte” con créditos al proveedor del proveedor y coordinación de fondos de inversión vía fideicomisos. “Nuestros socios tienen interés por invertir en el sector y ya platicaron con otros empresarios para hacerlo en un fondo de inversión”.

Investa Bank comenzó actividades con un capital de 500 millones y ya subió a 600 millones. La meta para 2014 es canalizar mil millones de pesos en crédito; en 2015 llegará a 2 mil 500 millones y en 2016 “lo que nos alcance de capital para acordar su ampliación”. La idea también es que la casa de bolsa Dumbarton Securities México (antes ABN Amor Securities), de su propiedad, cambie de nombre y se integre a la oferta de servicios que ya incluyen mercado de cambios y de dinero, seguro de crédito y otros.

Vilatela Riba sintetiza el espíritu del banco en la siguiente frase: “somos un banco de empresarios para empresarios”. Ese es el gen de Investa Bank.

Cuarto de junto

Talleres Navales del Golfo, perteneciente a Hutchison Port Holdings, de Jorge Lecona, firmó un contrato de 8 millones de dólares para fabricar cuatro barcos de Pemex Refinación que generarán alrededor de mil empleos directos e indirectos en los astilleros de Veracruz.

jesus.rangel@milenio.com