Estira y afloja

La fórmula Alcocer para la UNAM

Sergio Alcocer Martínez de Castro regresó a su puesto de académico investigador en la UNAM junto con su secretaria y secretario particulares. Recibió muchas invitaciones, entre ellas del Centro Nacional de Prevención de Desastres, y cientos de miradas curiosas escudriñan lo que hace, pues lo consideran favorito para ocupar la rectoría de la UNAM.

Fue el primero en levantar la mano para contender por el puesto. Esta semana lo hará el director de la Facultad de Medicina, Enrique Graue Wiechers, y seguirá el director de la Facultad de Química, Jorge Vázquez Ramos.

Alcocer Martínez de Castro, quien dejó el lunes la Subsecretaría de Relaciones Exteriores, es muy conocido en la comunidad y lo recuerdan muy bien por sus excelentes dotes de administrador cuando estuvo al frente del Instituto de Ingeniería, en la Secretaría de
Innovación y en la Secretaría General de la UNAM.

Es buena persona y no se le encontró nada chueco durante su paso por la universidad, aunque hay una corriente de investigadores y funcionarios que lo califican de pro capitalista.

La razón es muy simple. Hace ocho años, al frente del instituto, impulsó la generación de capital privado para apuntalar a los investigadores y evitar que su trabajo se truncara por falta de recursos. “Vamos por capital”, dijo, e invitó a empresas e instituciones del gobierno federal y a empresas privadas a utilizar los servicios especializados del instituto.

Resultó un éxito, tanto que del presupuesto por alrededor de 600 millones de pesos que utiliza actualmente el Instituto de Ingeniería, 80 por ciento corresponde a “ingresos extraordinarios” y 20 por ciento a presupuesto de la UNAM.

Han contratado ese servicio tanto Pemex como CFE, la Comisión Nacional del Agua, aeropuertos, BMW, ICA y otras empresas para evaluar proyectos de obras civiles, electricidad, sismos, automóviles eléctricos y muchos más.

El modelo es tan exitoso que el Instituto de Investigaciones Nucleares también compite por “ingresos extraordinarios” provenientes del sector privado.

Está listo para ganar y por lo pronto evalúa su estrategia. Frente a la falta de recursos fiscales por la caída de fondos petroleros, los “ingresos extraordinarios” son una fórmula para evitar escasez de fondos en la UNAM.

Cuarto de junto

A la Secretaria de Gobierno del Distrito Federal, Patricia Mercado, se le olvidó que su jefe, Miguel Ángel Mancera, anunció que se iría de vacaciones pero que estaría en contacto con su gabinete. Mal mensaje decir que ella coordinará a los funcionarios.

jesus.rangel@milenio.com