Estira y afloja

La energía verde crecerá más de cinco veces

La respuesta a la pregunta generalizada de si el gobierno mexicano da un impulso definitivo a la generación de energía verde es sí. De hecho el proyecto de Balam Fund, del que le comenté ayer, es parte de la nueva política gubernamental sobre el tema.

El presidente Enrique Peña Nieto la reafirmó al sumar a México dentro de la alianza mundial para fijar un precio al bióxido de carbono propuesta por el presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, y por la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde.

México ya aplica un impuesto al carbono de los combustibles fósiles y está desarrollando precisamente un precio al bióxido de carbono, lo que permitirá "promover el uso de combustibles más limpios y la generación de energía eléctrica a partir de fuentes
renovables", recordó el jefe del Ejecutivo.

En el proyecto de Balam Fund se informa que según el Programa de Obras e Inversiones del Sector Eléctrico, de los 65 mil 452 MW de capacidad total instalada en México, la proporción de energía generada a partir de fuentes limpias (que incluye energía renovable y cogeneración, grandes plantas hidroeléctricas y la central de generación nucleoeléctrica, Laguna Verde) es de 26 por ciento.

"Si excluimos las grandes plantas hidroeléctricas y las nucleares, únicamente 4 por ciento o 3 mil megavatios provienen de fuentes de energías renovables. Se espera que la demanda energética crezca a una tasa anual de 4 por ciento entre 2014–2028, y que la capacidad total instalada llegue a los 114 mil megavatios en 2028. Esto significa que para poder cubrir el incremento de demanda, entre 2014 y 2028 México necesitará añadir una capacidad adicional de 50 mil MW de generación total, equivalente a un incremento de más de 75 por ciento sobre la capacidad al 2014.

"Para poder promover el desarrollo sostenible al mismo tiempo que se cubre el incremento de demanda, el gobierno mexicano se comprometió a incrementar el porcentaje de generación a partir de fuentes limpias a 35 por ciento del total de generación nacional para el 2026. Estimamos que de la capacidad total en 2026, 18 por ciento provendrá de fuentes renovables según las metas establecidas, lo cual supone un incremento de más de 17 mil megavatios de capacidad de generación a partir de renovables (se excluyen las grandes centrales hidroeléctricas que desarrollará CFE y que se encuentran registradas en el Programa de Obras e Inversiones del Sector Eléctrico)".

México sí tiene con qué impulsar proyectos solares, eólicos e hidroeléctricos.

jesus.rangel@milenio.com