Estira y afloja

El ejidatario millonario de Holbox

La estadística oficial dice que 74 por ciento de los núcleos agrarios del país está en áreas naturales protegidas. A pesar de esta riqueza en recursos naturales, sus habitantes son pobres y sujetos a abusos e irregularidades legales, entre tantos males.

Pues en el ejido de Holbox, de 42 kilómetros de largo y dos de ancho, vive un ejidatario millonario: Fernando Francisco Javier Ponce García, dueño también de la empresa Bepensa, embotelladora de Coca-Cola en la península de Yucatán que, supuestamente con engaños, se apoderó de casi toda la isla junto con otros inversionistas para explotar las bellísimas playas.

Holbox está dentro de la región de Yum Balam, que por decreto presidencial del 6 de junio de 1994 se declaró área natural protegida. La empresa Península Maya Developments, en la que está Ponce García, su yerno Ermilo Castilla y Germán Ahumada, del grupo ARA, entre otros, retiró el proyecto de desarrollo turístico Ensenada en la zona por no sustentar la viabilidad ambiental, pero hay más.

Los ejidatarios solicitaron apoyo al presidente Enrique Peña Nieto porque afirman que se han “simulado actos jurídicos” para despojarlos de su patrimonio por parte del ejidatario millonario, de Ponce García.

El abogado de los quejosos, Carlos Odriozola, comenta que el 11 de diciembre de 2005 se aprobó en asamblea el cambio
de destino de tierras de uso común a área parcelada y adopción de dominio pleno, además de la creación de un fideicomiso en el que se aportan las parcelas para su posterior comercialización.

El empresario creó el fideicomiso y realizó los trabajos de parcelación. Cobró 40 por ciento de las tierras de uso común, 12 por ciento de las parceladas y 20 por ciento de los futuros ingresos por la venta de los solares; es decir, 12 por ciento de todas las tierras del ejido. Así, muchos ejidatarios fueron borrados del listado ejidal y en su lugar ingresó el nuevo ejidatario y sus socios.

A los propietarios originales se les pagó 2.5 millones de pesos por las parcelas y aparecen los problemas jurídicos: el Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales no participó en el avalúo, como dice la ley, lo que para los ejidatarios es prueba del engaño.

Cuarto de junto

José Reyes Baeza, titular del Fovissste, anunció que los trabajadores podrán solicitar crédito hipotecario en el que se sumará el sueldo base y la compensación garantizada, para elevar su capacidad de compra. La amortización será a 25 años con una tasa de 10.25 por ciento fija.

jesus.rangel@milenio.com