Estira y afloja

El ébola y recomendaciones en México /I

La secretaria de Salud, Mercedes Juan López, dijo que México está dentro del grupo de países con “bajo riesgo” de contagio de la letal enfermedad del virus del ébola (EVE). La dependencia reitera la recomendación de evitar viajes no esenciales a Guinea, Liberia, Sierra Leona, Nigeria, Congo y Senegal.

Si necesita viajar a la zona infectada, tome en cuenta lo siguiente: evitar el contacto con sangre y fluidos corporales de las personas infectadas; no tocar utensilios o instrumentos que puedan haber estado en contacto con sangre o fluidos corporales de una persona infectada; evitar el contacto con animales que pudieran estar enfermos (monos, chimpancés, antílopes y murciélagos silvestres), y evitar contacto y manejo con cadáveres de humanos o animales que pudieran haber estado infectados.

El sábado pasado, en la sección Tendencias de MILENIO, se informó que de enero a agosto ingresaron al país 13 mil 63 personas de nacionalidad africana, de las cuales solo 104 provienen de zonas afectadas. El ghanés que llegó con fiebre a Ciudad del Carmen ya está en buenas condiciones.

Y frente a las constantes preguntas de si en México se han hecho recomendaciones, les puedo informar que sí, en cumplimiento de los señalamientos de la Organización Mundial de la Salud.

Se recomienda capacitar al personal de salud en procedimientos de vigilancia epidemiológica de EVE, específicamente en la detección y seguimiento de casos, atención clínica y acciones de promoción, prevención y control; resaltar la importancia que tienen la notificación obligatoria del padecimiento y el cabal cumplimiento de los procedimientos específicos de vigilancia establecidos en la norma oficial mexicana NOM-017-SSA2-2012, para la vigilancia epidemiológica y los lineamientos para la vigilancia epidemiológica de EVE.

Ante la identificación de casos sospechosos se plantea: verificar que el caso cumpla con la definición operacional del caso; notificación inmediata de los casos al nivel técnico administrativo superior dentro de las primeras 24 horas de su conocimiento por los servicios de salud; mantener a la persona en un área de aislamiento e informar a las instancias correspondientes para que realicen el traslado a la unidad de salud designada bajo las condiciones de seguridad establecidas.

Allí, y bajo los estándares de bioseguridad establecidos, se deben realizar estudios del caso, tomar muestras de sangre y envío al laboratorio de referencia; seguimiento del caso hasta diagnóstico final y realizar el estudio y seguimiento de contactos.

jesus.rangel@milenio.com