Estira y afloja

Solo perdedores, con proteccionismo: BIS

El latente proteccionismo comercial en Estados Unidos por parte del presidente electo Donald Trump es ya una preocupación generalizada, y no solo de la Organización Mundial de Comercio (OMC), la encargada en todo el planeta de propiciar un comercio libre de barreras, aranceles y obstáculos.

El tema ya es parte del análisis del Banco de Pagos Internacionales (BIS por sus siglas en inglés), el mismo que encabezará el próximo año Agustín Carstens, el gobernador del Banco de México.

En su último informe trimestral del fin de semana, Claudio Borio, jefe del Departamento Monetario y Económico, y Hyun Song Shin, asesor económico y jefe de Estudios del BIS, afirman que la “sorpresa” del triunfo electoral de Trump afectó los mercados financieros sobre todo en tipos de cambio y tasas de interés.

Y señalan: “La economía de México fue la más perjudicada, al ser el país más expuesto al riesgo del proteccionismo comercial y restricciones a la inmigración por parte de EU”.

Dicen que la economía mundial podría estar ante el “anhelado inicio del necesario proceso de normalización de las condiciones extraordinarias” que han seguido a la crisis de 1998 en materia de tasas de interés y presiones desinflacionarias. “Se impone la prudencia. Y no se equivoquen: los rendimientos de los bonos continúan en niveles inusitadamente bajos desde una perspectiva de largo plazo”.

Borio destaca que los bancos y el sector financiero se beneficiarían en general de tasas de interés más altas, lo que impulsaría ganancias sostenibles y “dejar la crisis de una vez por todas… El despegue bursátil de las acciones bancarias estadunidenses es señal elocuente de unas perspectivas más brillantes”.

Muy bien para el sistema bancario. Pero el mismo especialista pone un “pero” al decir que serían vulnerables aquellas economías de mercados emergentes (como México) con una mayor carga de deuda en moneda extrajera por efecto de la apreciación del dólar y de tasas de interés más altas.

Por eso muchas empresas en México revisan sus niveles de deuda para enfrentar la situación.

El especialista del BIS agrega: “Lo más preocupante podrían ser las señales de riesgo de un mayor proteccionismo. Estas señales han ido a más en los últimos años y los acontecimientos políticos recientes han ensombrecido bastante el panorama. No habría ganadores, solo perdedores, y un menor crecimiento mundial, posiblemente con mayor inflación, no beneficiaría a nadie”.

Crisis económica y financiera global, y otra vez originada en EU.

jesus.rangel@milenio.com