Estira y afloja

Los filtros anticontaminantes de Mancera

Miguel Ángel Mancera, jefe de Gobierno de la Ciudad de México, ofreció algunos detalles de lo que deberán cumplir para frenar la emisión de contaminantes los camiones de carga, de transporte escolar, de basura y otros.

Hay una cosa clara, tendrán que ser verificados como cualquier vehículo particular. Por eso mismo, los verificentros establecidos en la zona metropolitana deberán unificar criterios de medición y contar con los mismos instrumentos técnicos de análisis.

Esos aparatos no los tienen los verificentros y la Entidad Mexicana de Acreditación (EMA) no cuenta con las instituciones especializadas que podrían calibrar los instrumentos que se utilizarán para una fiable verificación.

Las nuevas normas que se aplicarán, señaló Mancera, exigirán "una mayor coordinación técnica de todos los verificentros y los mismos estándares" de calidad. "Además, tendremos que establecer estímulos para cambiar el transporte público por vehículos no contaminantes".

Esto último tampoco será fácil ni barato. No es que los transportistas no entiendan la problemática ambiental. Saben del significado negativo para la salud, pero las inversiones que se requieren son fuertes.

De hecho, el jefe de Gobierno lo reconoce cuando señala que en sus pláticas con distribuidores de la capital con camiones contaminantes por el uso de diésel, por ejemplo, se concluyó que requieren comprar un aditamento especial para frenar sus emisiones.

"Ese aditamento, que también deberán incluir los camiones de transporte escolar, tiene un costo de 10 mil dólares. Es un filtro indispensable que permitiría bajar la emisión de gases hasta en 90 por ciento".

En cuanto a la política que se impulsará para el cambio de vehículos, incluso con apoyos fiscales, el gran obstáculo es que en México las armadores no venden muchos vehículos eléctricos o híbridos porque cuestan muy caros y porque no hay muchas estaciones de carga energética.

Como se ve, la nueva norma que está por darse a conocer será, sin duda, bienvenida con todo y asegunes, pero la gran política de cambios regional y federal para mejorar el medio ambiente con menos emisiones de automotores, no será fácil de aplicar ni será un objetivo de corto plazo.

Los que trabajan aceleradamente con especialistas muy calificados para adoptar criterios serios y de fondo son precisamente los integrantes de la EMA, los responsables de determinar quién verificará los equipos de los verificentros. De ahí dependerá el éxito o el ahí se va.

jesus.rangel@milenio.com