Estira y afloja

El déficit presupuestal de EU

El gobierno del presidente Barack Obama informó a la Organización Mundial del Comercio (OMC) que el déficit presupuestal de Estados Unidos alcanzará un promedio de 2.5 por ciento del producto interno bruto entre 2015 y hasta 2024.

Es una buena noticia. En 2009 este déficit representó 9.8 por ciento del PIB; en 2011, 8.4 por ciento, bajó a 6.8 por ciento en 2012 y a 4.1 por ciento del PIB en 2013. La disminución fue de 1.3 billones de dólares en 2011 a 680 mil millones para 2013 y a 525 mil millones de dólares para 2015. En este año representará 2.9 por ciento del PIB.

EU destacó que se prevé que el déficit primario (desembolsos no relacionados con el pago de intereses menos ingresos) pase a ser un superávit primario en el ejercicio de 2021 y que aumente hasta el final del periodo previsto.

También estima que el coeficiente de deuda al PIB alcance un máximo de 74.6 por ciento en el ejercicio de 2015 y luego empiece a disminuir para alcanzar 72 por ciento del PIB en el ejercicio de 2024 (equivalente al nivel del ejercicio de 2013).

El informe destaca lo que ya es una constante: los progresos realizados en la reducción del déficit como porcentaje del PIB reflejan la mayor fortaleza de la economía de Estados Unidos y el plan de reducción del déficit introducido por el país.

Dicho de otra forma, el programa de EU para reducir su déficit fiscal tiene que ver en mucho con su deuda, y por eso ésta disminuirá hasta 2024. Parece que todo está programado, aunque también hay que decirlo: no se sabe si la nueva crisis mundial económica que se está gestando ahora a nivel global pasará de largo sobre la economía estadunidense.

Por otro lado, en el mismo informe a la OMC, se dice que el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) que involucra a México, Canadá y EU, “supuso la creación de la mayor zona de libre comercio del mundo, que vincula actualmente a 470 millones de personas que producen bienes y servicios por valor de 19.5 billones de dólares aproximadamente”.

Agrega que al suprimir los obstáculos, el TLCAN “ha entrañado un aumento del comercio y las inversiones, un crecimiento del empleo y una mejora de la competitividad. Desde la entrada en vigor del acuerdo, los intercambios comerciales entre los tres países han experimentado un extraordinario aumento. Las exportaciones de mercancías de EU a sus interlocutores del TLCAN aumentaron 271 por ciento entre 1993 y 2013, pasando de 142 mil millones a 527 mil millones de dólares, según las estimaciones”.

jesus.rangel@milenio.com