Estira y afloja

Cómo convertir lo improductivo en rentable

Eric Mergenthaler, presidente de Active Internacional México, me dice: “somos la compañía de intercambio corporativo con más experiencia en México (20 años). Los activos improductivos de las empresas, o los inventarios excedentes o productos de corta caducidad que pueden representar pérdidas multimillonarias, los convertimos en productivos”.

Por mi mente pasaron imágenes de automóviles que no se han vendido o que en las empresas ya dejaron de usarse; productos de consumo que tienen fecha de caducidad y si no se venden se tienen que quemar; bienes que enajenan los bancos; maquinaria y equipo que deben ser sustituidos por otros más modernos; líneas de ropa que no pegaron en el mercado, y muchos ejemplos más.

—¿Cuál es el milagro?

—Restituir valor a los activos y evitar que se conviertan en una pérdida a través del intercambio corporativo que es una herramienta financiera sencilla: adquirimos los activos o inventarios a un precio superior al del mercado, y los paga el cliente con “abonos de intercambio”; además, cada cliente acepta hacer algunas de sus compras de medios publicitarios, bienes y otros servicios a través de Active México a las tarifas y condiciones negociadas por él mismo.

Active México toma el activo improductivo y lo vende en el mercado secundario a 20 o 30 por ciento de su valor; lo que puede ser una pérdida ya se convierte en valor. Por ejemplo, si un yogur tiene una fecha de caducidad para los próximos cinco días, ya no conviene a las tiendas tenerlo en sus anaqueles, y la empresa productora empieza a registrarlo como pérdida. “Nosotros lo vendemos en mercados populares, en el Metro, en las cárceles, en muchos lugares a menor precio y lo sacamos antes de su vencimiento. Si no es así, lo destruimos… De los quesos hemos vendido el suero del producto; hemos vendido caballos”.

Las soluciones financieras que se ofrecen son diversas, de acuerdo con las necesidades del cliente que utiliza la tv, la radio, la prensa escrita o digital, y otros medios para publicitar sus productos.
“Nosotros le pagamos precisamente con las pautas que ya tenemos en los medios y logramos lo siguiente: los activos improductivos se hacen rentables; abaratamos la presencia de esas empresas en los medios, y los productos de consumo alimenticios antes de caducar les bajamos el precio y los vendemos rápido”, explicó

Con este mecanismo financiero manejan una inversión publicitaria de 2 mil millones de pesos (el mercado es de 20 mil millones). Este año atenderán también a las Pyme.

jesus.rangel@milenio.com