Estira y afloja

Los consejeros de Banorte afinan decisión

Antes de concluir este mes habrá reunión del consejo de administración del Grupo Financiero Banorte, y el principal tema será si permanece como presidente Guillermo Ortiz Martínez, ex gobernador del Banco de México, o no. Por lo pronto, ya hay algunos nombres en la mesa de negociaciones.

En efecto, todo parece indicar que Ortiz Martínez dejará la institución. Se mencionan para sucederlo a Alfredo Elías Ayub y Herminio Blanco Mendoza; los dos son consejeros independientes.

El primero, como usted recuerda, fue director general de la CFE y es consejero de Papalote Museo del Niño y de la Fundación Migue Alemán; llegó al consejo de la institución en abril de 2012. El segundo fue secretario de Comercio y Fomento Industrial y se le conoce como el padre del TLCAN; desde abril de 2005 es consejero del GFBanorte.

Aunque parece que la decisión ya está tomada para darle una salida elegante a Ortiz Martínez, las cosas no serán cómodas. Y vamos por partes. El ex del Banxico realizó diversos ajustes en la agrupación financiera para, naturalmente, tener el control. Se le olvidó que no podía obligar al director general a que tomara decisiones a modo, bajo su criterio, y otorgó gran poder al Comité de Auditoría y Prácticas Societarias (CAPS) para lograr por la puerta de atrás sus objetivos.

En una reunión con los consejeros de la agrupación financiera (la familia de don Roberto González Barrera tiene alrededor de 11 por ciento en un fideicomiso), Ortiz Martínez pidió cambios internos para controlar la dirección general, y ante la oposición manifiesta amenazó con aplicar los ajustes a la fuerza.

El punto es que los familiares de don Roberto consultaron con las autoridades financieras la propuesta y éstas comentaron que sería “ilegal” hacerlo bajo los criterios del consejero presidente. Desde esa ocasión Ortiz Martínez empezó a perder el apoyo entre los principales accionistas.

Claro, goza de gran prestigio por sus conocimientos innegables de banquero central, y él apuesta a contar con el apoyo de los representantes de fondos de inversión que tienen acciones de control del Grupo Financiero Banorte. De hecho, también se comenta en los círculos financieros que se le daría salida del grupo hasta el primer trimestre de 2015, durante la asamblea anual de accionistas.

¿Y Alejandro Valenzuela, el director general de la agrupación? En varias ocasiones le comentó a Ortiz Martínez que su proceder no era el adecuado y, contra lo que usted pudiera pensar, no está en la terna de sucesores, por lo pronto.

jesus.rangel@milenio.com