Estira y afloja

Un celular puede contaminar 130 mil litros de agua

Para dimensionar el problema ambiental que causa la basura electrónica, Roberto Facha, director general de Reviv-e, y su socio Jorge Gorráez me dan este ejemplo: un celular tirado en un basurero puede contaminar los mantos freáticos, porque al llover salen los gases tóxicos que encierra, entre otros dioxinas. “Puede contaminar hasta 130 mil litros de agua”.

Así de grave es la situación: potencial robo de bases de datos y contaminación, y los celulares son más contaminantes que una fotocopiadora, porque ésta tiene un cerebro más chico, y claro que es más fácil desechar un aparato telefónico.

Los directivos me dicen también que México ya ocupa el primer lugar en América Latina en desechos electrónicos per cápita. La cifra es de 9.5 kilogramos, cuando Brasil (antiguo líder) tiene siete por persona.

Indudablemente se debe emprender una acción pública y privada más agresiva para enfrentar el problema. Hay que reconocer que muchas empresas transnacionales o filiales de Estados Unidos y Europa tienen más conciencia sobre el tema y aplican medidas adecuadas.

Hay también empresas mexicanas preocupadas por el asunto, entre las que están Grupo Mabe, MVS, Grupo México, Grupo Televisa, Tv Azteca y otras que entregan a profesionales su basura electrónica para que se convierta en desechos que no dañen el medio ambiente.

En el caso del gobierno federal la situación es más complicada, me explican Facha y Gorráez. Tiene cientos de toneladas de este tipo de basura almacenada en bodegas.

Entre las razones de esa decisión está la Ley General de Bienes, que establece que cualquier bien de una dependencia es de la nación. Por lo mismo, no es fácil desincorporar los bienes electrónicos del dominio del Estado; muchas oficinas públicas piensan que son engorrosos los trámites y prefieren embodegar los productos.

Otra práctica fácil que aplican tanto gobiernos como empresas privadas es vender, incluso vía licitación, parte de esa basura que puede tener componentes utilizables, y regalar a los chatarreros la inservible, que se exporta a países africanos o a China.

Cuarto de junto

El Colegio de Ingenieros Civiles de México convocará, por segundo año consecutivo, a participar en la segunda Feria del empleo de la ingeniería civil, en Camino a Santa Teresa 187, que contará con el apoyo de 50 empresas para reclutar y seleccionar personal, entre ellas Cemex, ICA, Tradeco, Grupo Triada y Pypsa. La inauguración correrá a cargo de Patricia Mercado, secretaria de Trabajo y Fomento al Empleo del Gobierno del Distrito Federal.

jesus.rangel@milenio.com