Estira y afloja

Jardines para la flota vehicular

La contingencia ambiental no cede. Y la credibilidad sobre las medidas adoptadas por los gobiernos federal y de la Ciudad de México pierde terreno de forma acelerada. Lo que queda claro es que el Hoy No Circula no es suficiente para enfrentar el problema.

De hecho, el uso de convertidores catalíticos o el cambio a vehículos que no usan gasolina, sino gas natural o electricidad, por ejemplo, tampoco implican atender el problema de fondo. Estos sistemas no regeneran el aire; solo reducen las emisiones nocivas de contaminantes y, como se ve, no hay dinero suficiente para cambiar todo tipo de vehículos en el corto plazo.

Lo que se requiere es aumentar los espacios verdes para mejorar la calidad del aire. El problema se agrava porque faltan terrenos libres en las ciudades para hacer grandes jardines o bosques, y los pocos que hay se utilizan para obtener ganancia con la construcción de edificios o moles comerciales.

El inventor español Marc Grañen Roca tiene una propuesta: que cualquier tipo de vehículo se convierta en un "jardín rodante" autosostenible. Se mejoraría y regeneraría la calidad del aire. La Oficina Española de Patentes y Marcas ya hizo el registro de la invención que ahora busca su internacionalización.

Pone un ejemplo: "en la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM), según estadísticas del Padrón Estatal de Transporte Público de 2007, se contabilizo una flota de 32 mil 476 autobuses y 20 mil 549 microbuses. Si a todos ellos se les incorporase la superficie ajardinada objeto de la presente invención, se dispondría de un nuevo espacio verde móvil con una superficie de un millón 306 mil 369 m2 (equivalente a 117 campos de futbol). Las cifras arrojadas concluyen que los vehículos de transporte urbano de la ZMVM llegarían a ser el principal pulmón regenerador de aire de la zona metropolitana y su acción se sumaría a la de las zonas verdes ya existentes.

"Según datos obtenidos en pruebas de laboratorio, una superficie ajardinada de 32 metros cuadrados puede absorber 12 kilos CU2/año, por lo que la citada flota de autobuses y minibuses podría llegar a absorber 3 millones 527 mil 196 kilogramos de CO2 en un año, y ello si se traduciría en una mejora de la calidad del aire".

La superficie ajardinada de los vehículos estaría en el techo con la intermediación de un elemento postizo de sustentación que "consta de un marco perimetral que delimita una superficie ajardinada donde se disponen una variedad de plantas resistentes a condiciones ambientales duras y que no necesitan prácticamente mantenimiento".

jesus.rangel@milenio.com