Estira y afloja

La baja en comisiones de las Afore

Ayer el presidente de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), Carlos Ramírez Fuentes, hizo un anuncio que cualquier trabajador registrado en alguna Afore aplaudirá: en 2015 bajará el cobro de comisiones por el manejo de las cuentas del retiro en promedio 7.5 por ciento.

Sin embargo, hay un “pero”. Esta decisión no derivó por prácticas de mercado, sino por decisiones políticas, de esas que buscan quedar bien porque hago algo. La forma me pareció preocupante.

El pasado 28 de noviembre la Junta de Gobierno de la Consar, que tiene un órgano tripartito, exhortó a las afores XXI Banorte e Inbursa a disminuir sus comisiones. Y aquí aparece el “pero”.

La Afore XXI Banorte, la más grande del mercado, disminuyó el cobro de comisiones entre 2012 y 2014 en 19.5 por ciento y la vigente es de 1.07 por ciento, por encima de Pensionissste con 0.99 por ciento, aunque menor a la de Banamex (1.09), Inbursa (1.14), Sura (1.15), Profuturo GNP (1.17), Principal (1.24), MetLife (1.25), Azteca (1.31), Invercap (1.32) y Coppel (1.34 por ciento). La pregunta es muy simple, ¿por qué no exhortó a las más caras a bajar sus comisiones?

Adicionalmente, todo parece indicar que ese exhorto, hecho público en pleno proceso de negociación, violó eso que se llama secreto al sacar a balcón el nombre de las dos Afore antes señaladas, como dando a entender que no reducirían sus tasas de cobro. Insisto, se estaba en pleno proceso de negociación y dentro de los plazos establecidos para que las Afore entregaran sus propuestas de comisiones a cobrar en 2015 acorde a su tamaña y escala.

La balconeada tuvo fines totalmente políticos más que técnicos y como que no es un camino a seguir y mucho menos a imitar por otras instancias públicas. Es cuando cosas buenas (la baja en comisiones) se pueden contaminar. ¿Qué pasaría si las afores señaladas impugnan el proceso?

Cuarto de junto

En el lanzamiento ayer de la Ronda 1, donde se licitaron 14 campos petroleros de aguas someras en el Golfo de México, que presidió el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, otra vez la subsecretaria de Hidrocarburos, Lourdes Melgar, no logró atraer la atención de la audiencia al presentar la parte fundamental del proceso, o sea, cuáles son los yacimientos y cómo se van a ejecutar los contratos. Le faltó claridad y no faltó quien me dijera (ojalá que sea una broma) que su conocimiento sobre el tema no es completo. Estos 14 campos abarcan una superficie de alrededor de 4 mil kilómetros cuadrados.

jesus.rangel@milenio.com