Estira y afloja

La apuesta por la educación

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) presentó sus perspectivas de las políticas educativas 2015, en ellas apunta que los países integrantes invierten en educación más de 12 por ciento del gasto público.

Señala que las reformas en marcha tienen por objetivo ayudar a los “diseñadores de política y a otros interesados en educación a conocer cómo sus pares, en otros países, responden a retos comunes, desde la enseñanza a diversas poblaciones de estudiantes hasta instituir medidas que hagan a los centros de enseñanza responsables por la calidad de la educación que imparten”.

El documento revisa aproximadamente 450 reformas educativas que fueron adoptadas en los países de la OCDE entre 2008 y 2014, y comenta que “pueden servir como un punto de referencia para los diseñadores de política que buscan vías efectivas para mejorar sus propios sistemas de educación”.

Me parece que sí será un documento esencial, tanto para la profundización de política pública en materia educativa como para que las escuelas privadas mejoren también sus sistemas. La reforma emprendida en México fue importante, pero creo que se puede hacer mucho más.

La OCDE establece que casi uno de cada cinco estudiantes de 15 años de edad no ha obtenido las competencias mínimas necesarias para participar plenamente en la sociedad, que 16 por ciento de las reformas recientes se centra en procurar la calidad y la equidad de la educación, y que muchos países han dado prioridad a políticas que apoyan a los estudiantes desfavorecidos o a las escuelas con diversas poblaciones de estudiantes.

El 29 por ciento de las medidas de reforma consideradas en el informe está dirigida a mejorar la preparación de los estudiantes, y que muchos países se han enfocado en mejorar la calidad y la relevancia de sus programas de educación vocacional y técnica o ampliar sus sistemas de aprendizaje y formación en el trabajo.

En ese sentido, Portugal introdujo una estrategia completa, mientras que Dinamarca y Suecia reformaron sus programas; muchos países introdujeron políticas para asegurar que los alumnos puedan encontrar empleo o un lugar para continuar sus estudios y 24 por ciento de las medidas es para mejorar los centros escolares.

Destaca que los sistemas escolares dependen de la evaluación y la valoración para orientar sus esfuerzos de reforma y que 14 por ciento de las políticas en debate se dirigió a este aspecto de la educación, como los casos de Chile y México.

jesus.rangel@milenio.com