Estira y afloja

El ahorro energético de Mancera

El llamado programa Iluminamos tu Ciudad, que modernizará el sistema de alumbrado público en la Ciudad de México, representará un ahorro importante para el gobierno de Miguel Ángel Mancera.

Será de 25 por ciento sobre los mil 100 o mil 300 millones de pesos que aproximadamente factura al año la Comisión Federal de Electricidad (CFE) por el consumo eléctrico en la red de alumbrado público. El gobierno capitalino tendrá un ahorro de alrededor de 250 millones de pesos.

Aunque la inversión inicial proyectada por la Secretaría de Obras y Servicios (Sobse) de la capital era de 2 mil 600 millones de pesos, después de la primera adquisición se espera disminuir el monto en 20 por ciento. El programa modernizará 340 mil puntos de luz en más de mil 500 colonias y sustituirá lámparas que gastan en algunos casos hasta 400 vatios por luminarias de 140 de potencia, que aumentan a la vez la calidad de la iluminación en la vía pública.

Mancera comentó en su reciente informe que “con el uso de una mejor tecnología se logrará una reducción promedio de 25 por ciento en el consumo de energía eléctrica, lo que equivale al consumo conjunto del alumbrado público de Iztapalapa y de la Gustavo. A Madero”.

Hay que señalar que la intervención a las luminarias será en vías primarias y secundarias, gracias a un convenio logrado entre el gobierno central y las 16 delegaciones, lo que permitirá uniformar el equipo. El programa concluirá en julio de 2015.

A ese esfuerzo de ahorro energético y presupuestal hay que sumar el proyecto de aprovechamiento de energía eléctrica derivado de la extracción y transformación del biogás del relleno sanitario del Bordo Poniente, que se prevé inicie en 2017.

Ahí se prevé la perforación de 550 pozos para captar el gas que a la vez será la fuente de abastecimiento de una central de generación de 72 megavatios. El gobierno local comprará la energía a un precio significativamente menor al que paga a la CFE por el alumbrado público, alrededor de 90 centavos por debajo de la tarifa actual, que es de 2.9 pesos el kilovatio.

En pocas palabras, el gobierno de Mancera ahorrará 300 millones de pesos por el aprovechamiento del biogás de uno de los tiraderos de basura más grandes del mundo y 500 millones por la disminución del consumo eléctrico con la renovación del alumbrado público.

Paralelamente, se reducirá en más de 2 millones de toneladas la emisión de dióxido de carbono a la atmósfera.

Con los beneficios económicos se podrá duplicar el presupuesto, por ejemplo, de la Secretaría de Cultura.

jesus.rangel@milenio.com