Estira y afloja

La agenda industrial y el IEPS

Como le informé el pasado lunes, Francisco Funtanet ya tiene la certeza de continuar un año más al frente de la Concamin. Y una vez que no tiene contendiente, el próximo jueves presentará ante la 96 Asamblea General Ordinaria su programa de labores 2014-2015, que buscará fortalecer la interlocución con las autoridades, legisladores y sociedad en general, y aprovechar las nuevas oportunidades que se abrirán por las reformas estructurales de 2013 a escala regional y nacional.

Los industriales mantendrán su participación activa en las negociaciones comerciales, como el Acuerdo de Asociación Transpacífica (TPP), que posiblemente cerrará este año, y estarán atentos a las estrategias que se establezcan por los 20 años del TLCAN para adaptarse a la nueva realidad comercial y de competencia.

Funtanet Mange y su equipo de trabajo impulsarán la instrumentación de leyes secundarias y reglamentaciones de las reformas estructurales para que se conviertan en auténticos detonadores de la productividad, y dentro de la responsabilidad social empresarial promoverán el uso eficiente de recursos, esquemas permanentes de capacitación y bienestar para el capital humano, combate a la obesidad y la promoción de una alimentación y prácticas sanas.

Un aspecto importante, también destacado por Gerardo Gutiérrez Candiani, presidente del CCE, es hacer eficiente el programa de contenido nacional en las compras de gobierno, mecanismo que deberá fortalecer las empresas nacionales en especial las Pyme. Este tema es crucial al igual que la incorporación de sectores informales a la formalidad económica.

El presidente de la Concamin insistirá en la necesidad de contar con una política industrial nacional y que los insumos energéticos sean de calidad y con precios competitivos para enfrentar el entorno económico global. Esto significará aprovechar la riqueza del gas shale e impulsar menores costos en electricidad.

Atención especial se dará a las repercusiones de la miscelánea fiscal 2014, “principalmente IEPS a los alimentos de alto contenido calórico e impuesto al refresco”, y el panorama de las relaciones con la Cofepris.

La Concamin, al igual que la Concanaco, es un órgano de consulta obligatorio ante los distintos niveles de gobierno, y Funtanet dejará en claro ante los industriales que ese derecho lo aplicará con la fuerza necesaria para defender los intereses sectoriales.

Los empresarios tienen bien claro que es hora de ver hacia delante y que con la unión y el diálogo se pueden superar obstáculos y cambiar.

jesus.rangel@milenio.com