Estira y afloja

El adiós de Alemán a Oceanografía

Claro que es una mala noticia la decisión del Grupo Alemán, que encabeza Miguel Alemán Magnani, de cancelar las negociaciones emprendidas para adquirir Oceanografía. Y el punto que obligó a tomar la decisión, como aquí lo señalamos, es el relacionado con la lista final de los acreedores que tiene el juez Felipe Consuelo, que no se ha hecho pública pero que seguramente conocieron los dueños de Interjet.

El elemento central de por qué se rompieron las negociaciones es el adeudo con Banamex. Unas fuentes hablan que supera los 6 mil millones de pesos y otras dicen que quedó en alrededor de 5 mil millones.

Es una cifra muy alta, y como se quiera ver, la institución bancaria se mantuvo como principal acreedora en el concurso mercantil de Oceanografía y tiene mano. Eso es lo que no gustó a la familia Alemán, porque en las reuniones privadas con acreedores, los representantes de Banamex solo asistieron a dos de las seis realizadas para llegar a un acuerdo preliminar, que ayer quedó en la basura.

Por eso Alemán Magnani había señalado que la carta de intención firmada con Amado Yáñez dependía de la conclusión del concurso mercantil, de la reestructuración de la deuda y de otros factores. Se preveía que el reconocimiento del adeudo de Oceanografía a Banamex no fuera tan alto.

La familia Alemán, al conocer la lista final de acreedores, seguramente percibió que no llegaría a controlar la empresa de servicios petroleros en los porcentajes previsto, y que si Banamex capitaliza el adeudo será un dolor de cabeza como integrante del consejo de administración.

Es mala noticia porque hay quienes afirman que a Oceanografía le puede pasar lo mismo que a Mexicana de Aviación. Esperemos que no. Por cierto, hay rumores de que un posible nuevo tirador estaría entre la familia Hank González, que podría contar con el apoyo financiero de dos bancos: Banorte e Interacciones; habrá que estar atentos.

Cuarto de junto

Qué relajo hay en la industria del acero en México. Ayer se publicó en el Diario Oficial de la Federación la cuota compensatoria de 33.98 por ciento que la Secretaría de Economía impuso a las importaciones de placa de acero en hoja al carbón y al boro procedente de China, a partir de hoy. Mientras, la Cámara Nacional de la Industria del Hierro y del Acero lamenta que en EU se decidió imponer dumping entre 20.58 y 66.7 por ciento a las exportaciones mexicanas de varilla, a pesar de que la cuota de mercado es apenas de 5 por ciento.

jesus.rangel@milenio.com