Estira y afloja

Videgaray y el ajuste en el PIB

Después del anuncio sobre la reducción en las perspectivas de crecimiento económico del país para 2014 por parte del gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, lo más lógico es que el gobierno federal, a través del secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray, ajuste su escenario.

No es fácil para ningún funcionario reconocer que las proyecciones son menores a las estimadas, sobre todo porque para algunos es síntoma de fracaso, y no dudo que habrá quienes pidan la cabeza del titular de Hacienda. Se olvidan que dependemos mucho de lo que pase en Estados Unidos, y allá, al igual que aquí, domina el juego de las expectativas positivas.

Los analistas de Banamex dicen que “Banxico reduce drásticamente su expectativa de crecimiento económico para este año” al ajustar “su perspectiva de crecimiento a 2.8 por ciento desde su estimación anterior de 3.5 por ciento”, incluso por abajo del consenso de las últimas encuestas de Banamex y el Banxico de 3 por ciento.

El anuncio no es positivo, pero tampoco catastrófico, porque sí habrá crecimiento. El titular de la SHCP asumirá el costo político del ajuste del PIB a la baja, aunque, en su participación discursiva de ayer en Monterrey, parece que quiere amortiguar el gancho al hígado.

Dijo que todos los sectores están de acuerdo en las reformas de fondo emprendidas, pero “no veremos el crecimiento el próximo trimestre. A lo largo de los próximos años veremos un efecto claro que tendrán las reformas en nuestra tasa de crecimiento, que esperamos hacia la segunda parte de la administración pueda alcanzar una tasa sostenida de alrededor de 5 por ciento de crecimiento anual”.

Videgaray insiste en que ya se empiezan a ver los efectos del gasto público y de la inversión pública “en una recuperación gradual pero clara y sostenida del ritmo de crecimiento de la economía mexicana”. Es cierto, importante como el fuerte crecimiento de la inversión extranjera en el país, pero no suficiente para evadir la decisión de cambiar la expectativa de crecimiento para este año.

Cuarto de junto

André El-Mann, director general de Fibra Uno, anunció que adquirirá 15 propiedades (edificios comerciales e industriales) en la Ciudad de México, Guadalajara, Quintana Roo, Jalisco, Veracruz, Sonora y Estado de México por una cifra récord de 23 mil 500 millones de pesos… Otro fideicomiso de inversión, Infraestructura Macquarie México, que preside Jonathan Davis, creará México Tower Partners, junto con Digital Bridge, para operar el negocio de torres independientes de telecomunicaciones.

jesus.rangel@milenio.com