Estira y afloja

Vidatox y Scholas Ocurrentes

Fueron 15 años de rigurosos experimentos de científicos cubanos en el alacranario especializado para extraer, con fines terapéuticos, el veneno del escorpión Rhopalurus junceus. Se demostró que tiene analgésicos al aliviar dolores, efectos para inhibir el crecimiento de tumores cancerígenos y efectos antinflamatorios.

Labiofam, grupo empresarial de Cuba, se dio a la tarea de fabricar el Vidatox 30CH, un bioterapéutico homeopático que tiene como activo el veneno del escorpión, dirigido fundamentalmente a mejorar la calidad de vida en pacientes con cáncer.

La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) le otorgó el registro 006H2013 y el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) le autorizó el 15 de octubre de 2014 el uso de marca VidatoxLabiofam hasta el 4 de junio de 2022; la venta en México del producto está en manos de MedLab, que dirige José Fernando Carrillo desde agosto pasado.

El Vidatox 30CH es una opción complementaria para combatir el cáncer, y los estudios de la empresa cubana revelan que aumenta el apetito de los usuarios y se gana peso; mejora el estado de salud en general, la función en órganos y sistemas afectados y en los parámetros hematológicos. Además, disminuye el dolor y la inflamación.

Labiofam también fabrica biolarvicidas, productos naturales, plaguicidas biológicos, yogur Paraíso, cremas cosméticas de origen natural a partir de la corteza del mango y las microalgas; productos de higiene y limpieza, así como una importante oferta de envases plásticos.

Tiene registros del producto en Cuba, México, Panamá, Mongolia, Jamaica, Guatemala, Laos, Bolivia, Nicaragua, Costa Rica, El Salvador y Namibia, y lo comercializa en Vietnam, Antillas Holandesas, Uruguay, Paraguay, Ecuador, Colombia y Albania. De Cuba contra el cáncer.

CUARTO DE JUNTO

El papa Francisco recibió en audiencia privada a Román Rodríguez y Héctor Sulaimán, miembros fundadores del Consejo Asesor de la Fundación Pontificia Scholas Ocurrentes, que será lanzada en todo el país. Estuvieron acompañados por Miguel Alemán Magnani, quien comparte el trabajo de Scholas, una entidad internacional de bien público sin fines de lucro que trabaja con más de 400 mil escuelas y comunidades educativas tanto públicas como privadas, de todas las confesiones religiosas, para implementar la cultura del encuentro por la paz. Apoya programas educativos mediante el arte, el deporte y la tecnología, para hacer posible la cultura del encuentro desde la educación.

jesus.rangel@milenio.com