Estira y afloja

"Textear" por celular, causa de accidentes

Las cifras oficiales de la Secretaría de Salud y del Consejo Nacional para la Prevención de Accidentes (Conapra) revelan que cada año mueren en México más de 24 mil personas víctimas de accidentes viales. Además, 40 mil sufren alguna discapacidad permanente y 50 mil son hospitalizadas con heridas graves.

Por lo mismo, se estima que los gobiernos federal y estatales destinan por accidentes automovilísticos más de 150 mil millones de pesos entre gastos de hospitalización, del Ministerio Público, grúas, corralones, trámites, peritajes y demás recursos que podrían destinarse a educación o salud. Solo 28 por ciento de los automóviles en el país tiene un seguro.

Juan Carlos Suárez Núñez, director general de HDI Seguros, afirma que en México no tenemos una amplia cultura sobre prevención y previsión de riesgos, a sabiendas de que México está expuesto a terremotos, inundaciones, erupciones volcánicas, subidas de ríos, huracanes, granizadas, sequía y accidentes de tránsito. “Ocupamos el séptimo lugar por este tipo de accidentes en el mundo y el undécimo con muertes por lo mismo”.

Y dentro de la necesidad de crear cultura sobre el tema, HDI Seguros tiene un programa de concientización sobre el tema, en especial entre jóvenes, una vez que estos accidentes de tránsito son la primera causa de muerte entre jóvenes de 15 a 29 años y la segunda causa de discapacidad en general. “Nos ocupamos de asegurar automóviles, pero también por la seguridad de las personas que van dentro de ellos”.

La empresa patrocina el programa de conducción responsable Maneja tu Vida, creado por Rubén García, el ex piloto de la Nascar, y el comentarista deportivo Pablo Carrillo.

Más de 24 mil personas han participado en pláticas sobre el peligro, por ejemplo, de conducir bajo los efectos del alcohol o las drogas, y sobre todo el atender mensajes de texto en celulares o iPad, que es de mayor riesgo, porque los tiempos de reacción del que conduce disminuyen 35 por ciento y se puede causar “un gran siniestro”.

Las estadísticas revelan que cada semana mueren 600 jóvenes de entre 15 y 21 años por conducir ebrios, de los cuales 74 por ciento son hombres y 26 por ciento mujeres.

Suárez Núñez me remarca su temor: “Si no creamos conciencia entre la población del grave problema de ir texteando con el celular, en tres años más será la principal causa de accidentes entre jóvenes; más que el alcohol. El problema es gravísimo y la tendencia trágica de muertes se tiene que cambiar. Hay que advertirlo en todos lados”.

jesus.rangel@milenio.com