Estira y afloja

Telmex, las últimas cifras del monopolio

La semana pasada Teléfonos de México (Telmex) dio a conocer los resultados financieros de 2014. Serán históricos porque representan las últimas cifras como monopolio, una vez que la reforma en telecomunicaciones obliga a la empresa a muchos cambios, entre ellos la venta de subsidiarias y cobrar las llamadas de larga distancia como si fueran locales.

Al cierre de 2014 el número de ejecutivos fue de 79, el de empleados de 9 mil 701 y el de obreros de 36 mil 521. Los ingresos netos sumaron 106 mil 952 millones de pesos, los pasivos totales 103 mil 672 millones y los activos totales 113 mil 729 millones; en moneda extranjera los pasivos de corto y largo plazos suman 19 mil 56 millones de pesos.

Un elemento que ya refleja los cambios en el sector de telecomunicaciones es el de la utilidad neta. Alcanzó 6 mil 276 millones de pesos en todo 2014, contra 7 mil 692 millones en 2013, una disminución de mil 416 millones de pesos o 18.40 por ciento. La situación se agrava en el último trimestre: la utilidad neta fue de 221.8 millones, contra mil 230 millones; la baja fue de mil 8 millones, menos 81.97 por ciento.

Por el cambio en el cobro de larga distancia habrá más reducciones en los próximos trimestres, pero Telmex está lejos de morir. Carlos Slim Helú y familia harán algo y enfrentarán los retos del cambio, como lo hizo en diciembre de 1990 cuando Telmex dejó de ser empresa mixta (capital de 56 por ciento en manos del gobierno y 44 por ciento de accionistas diversos, principalmente usuarios de líneas telefónicas).

Esa privatización levantó muchísima expectativa. Había mucha molestia porque los teléfonos tardaban mucho en dar línea al levantarlos, y muchos aseguraban que los ganadores de la licitación serían Roberto Hernández y Alfredo Harp, que mediante su casa de bolsa (Accival) tenían una proporción alta de acciones.

Slim y su equipo demostraron desde esa época de qué están hechos. Slim Helú comenta que cuando se hace la oferta “el valor de mercado de la empresa fue de 7 mil 387 millones dólares, y el precio al que se hizo la oferta fue de 8 mil 615.7”. En una primera operación, como se estableció en la subasta, se compró el control de la empresa con mil 720 millones de dólares, 20.4 por ciento; después se adquirían más títulos y se iría a Nueva York, a la bolsa de valores, para hacer colocaciones accionarias.

En su último informe trimestral de 2014, Telmex señala que durante los últimos 14 años “la administración ha decidido no incrementar los precios de los servicios básicos”.

jesus.rangel@milenio.com