Estira y afloja

Televisa evalúa asociaciones estratégicas

Grupo Televisa prevé invertir este año en propiedades, planta y equipo un total de mil 400 millones de dólares. Para expansión y mejora en telecomunicaciones destinará 900 millones y para Sky 370 millones; el remanente de 130 millones será para el segmento de contenidos y otros negocios.

La empresa que preside y dirige Emilio Azcárraga Jean espera financiar al Grupo de Telecomunicaciones de Alta Capacidad (GTAC) en relación con unas líneas de crédito a largo plazo y su participación accionaria de 33.3 por ciento por un monto total de 130.0 millones de pesos, además de que ya utilizó poco más de 10 mil millones de pesos para adquirir los activos netos de Telecable.

Esta última empresa se compró al cien por ciento el 8 de enero pasado; es un negocio de telecomunicaciones que ofrece servicios de video, datos y de telefonía en México, principalmente en Guanajuato, Jalisco, Aguascalientes, Querétaro, Tamaulipas y Colima, entre otros.

Televisa planea aprovechar sus fortalezas y capacidades para desarrollar nuevas oportunidades de negocios y crecer a través de adquisiciones e inversiones en México, Estados Unidos y en otros lugares. Para lo mismo, planea utilizar el efectivo disponible, sus acciones y/o la contratación de deuda, o una combinación de éstas, y en cualquier caso pueden ser por montos considerables.

Busca oportunidades de inversión que complementen su estrategia de telecomunicaciones, y por lo mismo espera identificar y evaluar oportunidades de adquisición estratégicas de negocios, tecnología o empresas. “También considera evaluar la inversión en asociaciones, inversiones menores y distintos proyectos, los cuales pueden ser sustanciales en tamaño”, explica a sus inversionistas.

Estas acciones por parte de Televisa derivan de un diagnóstico claro: la industria de telecomunicaciones está resultando altamente competitiva y existe una competencia significativa ya que la mayoría de los operadores por cable están autorizados por el gobierno mexicano para prestar servicios de televisión de paga, internet de banda ancha y servicios de voz, incluyendo los servicios de voz sobre protocolo de internet o “VoIP”.

La televisión de paga enfrenta competencia de proveedores de televisión transmitida por protocolo en internet o televisión digital como Netflix y Claro Video, así como de otros operadores de televisión de paga como TotalPlay, Megacable y otras empresas de televisión por cable, así como de Dish México y Sky.

jesus.rangel@milenio.com