Estira y afloja

Slim ya no será el más rico

Desde hace muchos años existen las operaciones relacionadas, práctica que se puede simplificar en el hecho de que accionistas de una empresa apoyan con compras, abastecimientos o financiamiento/inversión a otra donde también tienen intereses. Se ayudan mutuamente y crecen. No hay ningún límite de apoyos comunes entre diversos y disímiles negocios. Esto es lo que podría conformar un grupo de interés económico y favorecer también la existencia de “agentes económicos preponderantes”.

El Ifetel resolvió que América Móvil (AMX) es parte de un “grupo de interés económico” con sus subsidiarias Radiomóvil Dipsa (Telcel) y Teléfonos de México, así como Grupo Carso y Grupo Financiero Inbursa, y que es “agente económico preponderante” en el sector de las telecomunicaciones. La familia Slim es accionista mayoritaria en todos los casos.

El Ifetel determinó que Grupo Televisa, que preside Emilio Azcárraga Jean, representa a un “grupo de interés económico” en radiodifusión y también le fijó lineamientos para los servicios de televisión abierta y de paga.

Las resoluciones completas aún no son públicas, pero Televisa dice que analizará si toma alguna decisión legal, mientras que AMX no señala nada al respecto, aunque es de esperarse que sí lo haga.

Un detalle importante en el caso de Televisa: el Ifetel le impone restricciones en “propiedad, administración y participación en consejos de administración” y no se sabe todavía si también será lo mismo para AMX. Hay que señalar que sí existe la figura legal de deslinde de propiedad cruzada, que obliga a deshacerse de empresas involucradas para romper un grupo deinterés económico.

Habrá que estar pendientes del tema, porque los efectos negativos a las empresas señaladas se pueden multiplicar. Así las cosas, Carlos Slim ya no será el más rico del mundo.

Cuarto de junto

En Coyoacán, un grupo de vecinos se opone al programa del gobierno capitalino Ecoparq, que busca poner parquímetros para mejorar la movilidad en la zona y dejar 50 por ciento de disponibilidad de espacios en la vía pública que decida la comunidad. Hay que recordar que 30 por ciento de lo recaudado lo destinan los vecinos a recuperación de espacios urbanos (ya se han usado más de 60 millones), como en Polanco, donde se rehabilitó la calle Homero. Todo es resultado del diálogo. Las empresas Bicentenario y Nueva Generación, por lo pronto, son las que implementan el programa, con permisos temporales revocables en Anzures, Polanco y Roma-Condesa.

jesus.rangel@milenio.com