Estira y afloja

Sinaloa huele a gas y crecimiento

El secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, acompañado por el gobernador de Sinaloa, Mario López Valdez, supervisó las obras finales del gasoducto norte-noroeste, que se construye en la entidad desde octubre de 2013, e hizo anuncios importantes.

Dos plantas eléctricas serán reconvertidas a ciclo combinado, con inversiones por 70 millones de dólares, y dejarán de utilizar combustóleo y diésel; una está en Mazatlán y la otra en Ahome. Adicionalmente, se construirán dos nuevas centrales en Topolobampo, con inversiones estimadas en mil 200 millones de dólares.

Esta semana se conocerá el fallo de la central eléctrica Topolobampo 1 y a finales de noviembre se licitará la segunda planta. El gas natural emite 70 por ciento menos gases de efecto invernadero.

Las cuatro plantas utilizarán la materia primera del gasoducto que construye la empresa TransCanada, donde invierte cerca de mil millones de dólares. La CFE también se beneficiará del menor costo en la materia primera, lo que permitirá generar electricidad más barata y limpia.

El titular de la Sener agregó que se suministrará gas natural al corredor Sásabe-Mazatlán, para contribuir al desarrollo industrial de Sonora y Sinaloa, lo que fomentará la instalación de más industrias, la creación de empleos e impulsará el crecimiento económico de la región.

Esa obra permitirá, además, la llegada de empresas de las industrias metalmecánica, automotriz, fertilizantes y agroquímicos, entre otras.

El gobernador López Valdez destacó que Sinaloa, con el gas natural, "se pone en la ruta de los estados con mayor potencial de crecimiento económico" y se convertirá, en la próxima década, "en una zona de alta competencia, que proveerá a la industria pesada de uno de los principales insumos para sus procesos, no solo barato, sino en abundancia, para que se instalen en Sinaloa".

Apuntó que ese gasoducto será el megaproyecto más importante de su administración, y que concluirá un año antes de lo previsto originalmente; "sin incidentes ni problemas sociales".

También hay que recordar que en la zona industrial de Topolobampo se construye una planta de fertilizantes que procesará más de 850 mil toneladas de amoniaco al año, con una inversión de mil 100 millones de dólares en una primera etapa y mil 200 millones de dólares más para construir plantas que producirán urea, metanol y melamina.

En Sinaloa se producen 30 por ciento de los alimentos del país y 52 por ciento del atún. Con el gas natural, las proyecciones de crecimiento son seguras.


jesus.rangel@milenio.com