Estira y afloja

Salida y entrada de capitales

La aversión al riesgo es fuerte por parte de inversionistas. La razón de la salida de flujos de capital de mercados emergentes se debe a la drástica caída en los precios del petróleo y al impacto que causará en los estados financieros de las empresas el fortalecimiento del dólar frente a otras divisas.

Así de claro es el análisis bursátil del Grupo Financiero Banorte, donde se informa que desde noviembre al viernes pasado los inversionistas retiraron de esos mercados un total de 10 mil 868 millones de dólares.

En Asia salieron 6 mil 404 millones, en América Latina 2 mil 412 millones, en Europa mil 269 millones y en África 774 millones; en Brasil el monto alcanzó mil 145 millones y en México 775 millones de dólares.

Esto es en el mercado de capitales. Sin embargo, la inversión extranjera mantiene el apetito por bonos mexicanos del gobierno (mercado de deuda), donde el Banco de México revela que al 24 de septiembre el monto de valores gubernamentales en poder de esos inversionistas fue de 2 billones 25 mil 777 millones de pesos, cifra que al 8 diciembre ya alcanzó 2 billones 167 mil 602 millones.

Así de contradictorio está el mercado global. Banorte señala que desde el pasado 20 de junio el precio del petróleo WTI se ha desplomado 47.5 por ciento debido, principalmente, a un exceso de oferta y una menor demanda a escala global.

“La tendencia de baja en el precio del petróleo se aceleró con la decisión de la OPEP (27 de noviembre) de mantener sin cambios su objetivo de producción en 30 millones de barriles diarios para mantener su cuota de mercado de aproximadamente 30 por ciento. Derivado de lo anterior, la moneda mexicana se ha depreciado 13.8 por ciento, magnificándose también por una salida de flujos internacionales.”

La agrupación financiera destaca que de acuerdo con EPFR Global —la empresa que monitoria los fondos de inversión tradicionales en todo el mundo—, los inversionistas retiraron los montos señalados y los canalizaron a activos catalogados como refugios de valor safe heaven.

En México, agrega, la producción de petróleo crudo y productos relacionados con el mismo representan menos de 6 por ciento del PIB y alrededor de 13 por ciento de las exportaciones totales. “Si bien existen algunas vulnerabilidades desde un punto de vista de finanzas públicas, afortunadamente existen varios mecanismos que han contribuido a atenuar el impacto de la volatilidad del precio del petróleo sobre los ingresos fiscales petroleros”.

Ayer el precio de la mezcla mexicana cerró a 48.20 dólares el barril.

jesus.rangel@milenio.com