Estira y afloja

Revisión al Programa Nacional de Infraestructura

El secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray, anunció ayer ante los industriales de la construcción que se revisará el Programa Nacional de Infraestructura, y que de hecho ya se trabaja con ellos para que muchos proyectos se financien con mayor participación privada.

El camino a seguir es a través de concesiones, de asociaciones público-privadas y de otras figuras. Claro, es una respuesta al hecho real: la caída de ingresos por un menor precio internacional del petróleo mexicano.

No citó casos a revisión, porque el tema de infraestructura incluye proyectos de varias secretarías de Estado. Pero sí dijo que será evidente, “particularmente en el rubro energético”.

Hay que recordar que la Secretaría de Hacienda sí compró seguros para garantizar el ingreso fiscal petrolero de 2015, pero esas coberturas no incluyen el ingreso directo de Pemex por las ventas petroleras. Además de recibir menos dólares por las exportaciones de crudo, Pemex tuvo que reducir en 62 mil millones de pesos su presupuesto de este año.

Videgaray destacó que “es un hecho que una parte importante de las actividades de Pemex y la Comisión Federal de Electricidad no tienen ya condiciones presupuestales para hacer este año, habrán de sustituirse con nuevas figuras de participación del sector privado que ahora permite y prevé el cambio constitucional y la reforma energética”.

¿Quién es el responsable de que los ingresos petroleros en total no estuvieran protegidos por una cobertura? ¿Hacienda o la administración de Pemex?

En esa misma reunión el titular de la SHCP destacó que ante la decisión presidencial de que no se aumente el déficit público ni se recurrá al endeudamiento externo, lo que se impulsará en todo el gobierno federal será promover el gasto público sano, “la obligación que tenemos es ser más eficientes”.

Palo dado ni Dios lo quita. Ya se pospuso el tren bala México-Querétaro, la reconversión de las refinerías y otros proyectos petroleros. ¿Qué más viene?

Cuarto de junto

La minera canadiense Goldcorp anunció que su subsidiaria mexicana Minera Peñasquito alcanzó un acuerdo definitivo con el Ejido Cerro Gordo aprobado por el juzgado respecto a los derechos por la superficie de 600 hectáreas ubicadas en las inmediaciones de la minera; se utilizarán esas tierras durante 30 años para uso comercial. Peñasquito es la mina de oro más importante en México con una producción de entre 700 mil y 750 mil onzas para 2015 y da trabajo aproximadamente a 4 mil 250 personas.

jesus.rangel@milenio.com