Estira y afloja

Pemex sería más transparente que su competencia

Expertos en el tema de la reforma energética y académicos me hicieron notar que las leyes secundarias que se discuten en las cámaras de Senadores y de Diputados se enfocan más a la apertura de esta industria, que al posicionamiento y fortalecimiento de Pemex como empresa que competirá con los grandes consorcios mundiales para aprovechar los hidrocarburos en territorio nacional.

Esto es “preocupante” señalan, por lo que es necesario “liberar a Pemex de las restricciones de la administración pública que aún persisten en esas leyes”, para que la conversión a empresa productiva se acerque más “al ámbito privado y pueda disponer de libertad, agilidad y eficiencia semejantes a la de sus competidores, manteniendo solo los controles mínimos obligados por tratarse de una entidad que maneja recursos públicos”.

Estas observaciones ya se las hicieron llegar a los legisladores y, entre otras cosas, sugieren fortalecer al consejo de administración como órgano de gobierno fundamental en la operación, y dotar a Pemex de una verdadera autonomía presupuestal, financiera y de gestión para asegurar la generación de utilidades.

Y es cierto lo que señalan, que no hay autonomía presupuestal porque la Secretaría de Hacienda sí puede ajustar las metas del balance financiero; imponer la obligación de observar sus criterios de inversión, como no participar en proyectos de largo plazo sin su autorización, y no contar con la libertad de endeudamiento oportuno e inmediato.

Como usted recuerda, Pemex puede crear una filial para asociarse con otra empresa privada, pero esa decisión debe enviarse para su resolución a la Comisión de Gasto Público, Financiamiento y Desincorporación, instancia que resolverá por encima de lo que piense Pemex.

La petrolera, como empresa productiva, estará sujeta a obligaciones en transparencia y acceso a la información, que hoy no aplican para empresas privadas, sus potenciales competidoras, por lo que sugieren excluir la información que pueda poner en riesgo la confidencialidad de sus estrategias empresariales.

Veremos qué aprueban los legisladores.

Cuarto de junto

La tarjeta de vales Sodexo-Tienda Pass, certificada por el SAT como emisor de monederos electrónicos de despensa, concretó una alianza con Red Quibo, para que casi 2 millones de usuarios en tiendas de abarrotes y misceláneas realicen pagos con tarjetas de crédito, débito y vales de despensa, además de otras operaciones, entre las que destacan la venta de tiempo aire y una gama de pagos de servicios.

jesus.rangel@milenio.com