Estira y afloja

Pemex se rascará con sus uñas

Petróleos Mexicanos (Pemex) colocó en los mercados internacionales de deuda una cifra histórica de 6 mil millones de dólares para fortalecer su condición financiera y utilizar los recursos para los proyectos de inversión planeados. La demanda fue cuatro veces el monto originalmente anunciado.

Esta manifestación de confianza de los inversionistas globales en la petrolera y en México,cobra relevancia inusual, porque el precio de la mezcla mexicana del crudo de exportación disminuyó 56.5 por ciento del 30 de septiembre al lunes pasado, y porque las coberturas petroleras compradas por Hacienda no cubren la caída de ingresos de Pemex, solo los ingresos fiscales del gobierno federal, afectados por la baja de precios del crudo mexicano.

Ayer los subsecretarios de Hacienda Fernando Aportela y Miguel Messmacher informaron a los integrantes de la Tercera Comisión de Trabajo de la Comisión Permanente, que se reunieron en la Cámara de Diputados, que Pemex y CFE ya son autónomos presupuestariamente y, que si tienen faltantes de ingresos, decidirán por su cuenta lo que sea necesario para compensarlos.

De hecho, si las entidades federativas ven disminuida su recaudación federal participable “pueden compensarla con su propio fondo de estabilización”, y en todo caso, “aplicar ajustes al gasto”.

En pocas palabras, que Pemex se haga bolas. Por eso la importancia de la multimillonaria emisión de deuda anunciada ayer.

Los especialistas de la subsidiaria de Citigroup, Citi Commodity Research, al igual que otras fuentes de información, reconocen que los efectos fiscales por la baja del precio de exportación de petróleo “serán limitados por las coberturas del gobierno, que garantizan los ingresos de 57 por ciento de las exportaciones de crudo”. Hay que poner changuitos para que las deterioradas finanzas de Pemex no se agraven, o para que la voracidad hacendaria no se desborde.

Y esto último se puede convertir en un foco rojo, porque los mismos funcionarios dijeron a los legisladores que los montos asegurados por la cobertura petrolera se recibirán hasta diciembre de 2015.

Por cierto, ya también se sabe que los montos del Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo son muy bajos para las potenciales necesidades.

Hoy será la primera sesión del Comité Técnico de este fondo administrado por el Banco de México, comandado por Agustín Carstens y habrá de estar muy atentos a lo que comuniquen. Mediremos la credibilidad sobre lo que informen, porque el panorama de ingresos petroleros es negativo.

jesus.rangel@milenio.com