Estira y afloja

Pemex y los bonos "verdes"

Ya comenzó la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (Cop21) en París, y México lleva el claro compromiso de reducir la emisión de gases efecto invernadero.

La semana pasada le informé de lo que hace la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para generar energía eléctrica verde. Le puedo comentar que Petróleos Mexicanos (Pemex) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) estudian un proyecto de financiamiento por 400 millones de dólares para eficiencia energética.

Se trata del esquema financiero Econ-Programa de bonos verdes de proyectos de eficiencia energética de Pemex, que está en preparación y en que participará el Fondo Chino de Cofinanciamiento para América Latina y el Caribe.

Se aprobará una línea de crédito revolvente que apoyará una cartera de proyectos de eficiencia energética desarrollados por la empresa Econ Soluciones Energéticas Integrales, en instalaciones de Pemex. En una segunda etapa se otorgarán garantías parciales de crédito hasta de 100 millones de dólares en moneda local, para garantizar la emisión de bonos.

Para lo mismo será creado un programa de bonos verdes hasta por 5 mil millones de pesos. Se espera que los títulos se emitan cada 18 o 24 meses, después de la firma de la línea de crédito.

Los 44 proyectos de eficiencia energética apoyados se centrarán en la sustitución de equipos ineficientes con 30 años de antigüedad, a fin de mejorar la eficiencia operativa en términos de uso de energía (incluida la reducción de combustibles pesados), fiabilidad y seguridad del suministro de electricidad y la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.

El esquema de bonos verdes del BID fue reconocido en septiembre pasado, por el grupo de estudio de finanzas del G20, en Turquía, como la mejor práctica para desbloquear el mercado de capitales en este ámbito. El banco impulsa, asimismo, el desarrollo de mercados de deuda en México con la emisión de valores respaldados por activos verdes para promover capitales responsables en lo social y ambiental entre los inversionistas institucionales locales.

El proyecto contribuirá con claridad a los objetivos de apoyar inversiones amigables con el clima en México por 12 mil millones de dólares. Se espera que se contribuya a reducir emisiones GEI por 2.5 millones de toneladas de dióxido de carbono; se crearán mil 716 nuevos empleos, de los cuales 660 serán directos.

El BID también ofrecerá una ayuda para mitigar el riesgo de divisa extranjera en moneda local.

jesus.rangel@milenio.com