Estira y afloja

Observaciones para Monterrey VI

La pregunta común sobre el acueducto Monterrey VI es si la empresa Hill International hizo observaciones o no a la obra en cuestión. La respuesta es que sí. Antes de ponerlas, voy a reproducir algunos comentarios que han llegado sobre el tema.

Miguel Gutiérrez comenta que “la necesidad de agua para Monterrey, según los técnicos, es una realidad... pero solo es la mitad del asunto... se necesita la opinión de los técnicos que igualmente aseguran que se va a generar un problema en la cuenca del Pánuco que afectará el norte de Veracruz y el sur de Tamaulipas”.

Al Rangel opina que “antes de impulsar el proyecto se debería reducir el consumo” y Víctor Sánchez señala que en un “ciclo de conferencias en el Itesm se presentó ante especialistas de la UNAM, el IPN, la Comisión Nacional del Agua y otros un estudio de los inventarios de presas que suministran agua a Monterrey. Se mostró que solo en algunos años se ha estado cerca de los niveles mínimos aceptables en algunas presas.

“Lo que más bien se requiere es una nueva presa, permitiendo así tener un suministro seguro sin afectar otras regiones. ¿O será que el nuevo acueducto pasará por el rancho de algún político, suministrándole irrigación gratis a costa de nuestros impuestos?”.

En cuanto a la empresa Hill, observa que falta 17.37 por ciento del derecho de vía por liberar y recomienda “dar puntual seguimiento al porcentaje faltante, ya que puede presentarse un riesgo que podría llegar a afectar el avance de la construcción”.

También advierte que “podría existir el riesgo de retrasos en la entrega de equipos de bombeo y suministro de tubería, debido a que no se cuenta con un plan logístico respecto a este punto. Sin embargo, puede ser previsible y correctivo si se pone atención para no presentar retrasos en la programación de obra”.

Recomienda que las entidades financieras “cuenten con un sistema de supervisión de obra y un mecanismo de monitorización del proyecto que les permita anticipar problemas durante la fase de construcción, adicional a la supervisión contemplada”.

La empresa especializada destaca que la “logística de suministro a obra deberá ser tal que nunca existan retrasos por falta de tubería. Habrá que verificar para ello la capacidad de almacenes y de transporte, pues de acuerdo con el plan, se tiene considerado construir al menos entre siete y ocho tramos simultáneamente”.

El nuevo gobierno de Nuevo León tiene el análisis completo, con observaciones y apoyos. Servirá para tomar la decisión final.

jesus.rangel@milenio.com