Estira y afloja

La OCDE, ausente en reunión sobre el tren

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), que encabeza el mexicano José Ángel Gurría, no envió a ningún representante a la junta de información pública convocada por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) para que los interesados en la licitación del tren de alta velocidad México-Querétaro hicieran comentarios sobre las prebases conocidas.

El pasado 9 de enero el titular de la SCT, Gerardo Ruiz Esparza, pidió a Gurría Treviño que la OCDE replicara las prácticas de fomento a la integridad, la transparencia y buenas prácticas de contratación pública para el desarrollo y construcción del tren, como lo hará con el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, lo que fue aceptado.

En la junta de ayer participaron representantes de ocho empresas que hicieron públicos sus comentarios. Se sabe que hay otras observaciones de más empresarios, que se acumularán a las que se reciban hoy y los próximos días. Esta fue la razón principal por la que la SCT decidió posponer la convocatoria final y las bases de licitación de la obra.

Entre los asistentes estuvieron representantes de China Railway Construction, Alstom, ICA, Siemens, Teixera Duarte, Comsa y Santander. También funcionarios de la Comisión Federal de Competencia y de otras instancias, pero no de la OCDE.

Ahí, el director general de Transporte Ferroviario y Multimodal de la SCT, Pablo Suárez Coello, informó que a partir de que se publique la convocatoria final correrán los seis meses establecidos para anunciar el fallo de la licitación, y no como se había señalado, que el periodo contaría desde que se conocieron las prebases, el 14 de enero.

Sobre las recomendaciones de la Cofece, apuntó que no se atará el proyecto a fuentes de financiamiento como se solicitó, pero que sí deberá incluirse la invitación a una empresa mexicana especializada en ingeniería, y que la compra de los trenes será sujeta a una licitación diferente.

Sí hay cambios sustanciales frente a la primera licitación que fue desechada, y lo más interesante es que pueden ser más de 10 empresas las participantes en el concurso final.

Por otra parte, el secretario de Energía y presidente del consejo de administración de la CFE, Pedro Joaquín Coldwell, y el director general de la empresa, Enrique Ochoa, anunciaron el comienzo de los procesos de licitación de 12 proyectos de infraestructura eléctrica y de gas natural (se incluyen tres gasoductos) que implican inversiones cercanas a 3 mil 300 millones de dólares.

jesus.rangel@milenio.com