Estira y afloja

Nuevo negocio: comprar crudo a EU

Lo que son las cosas. En noviembre pasado México alcanzó el mayor volumen de exportación de petróleo de todo 2014 con un millón 230 mil 86 barriles diarios y recuperó el tercer lugar como exportador neto de crudo a Estados Unidos con 849 mil 276 barriles diarios. Es la última cifra disponible.

Ayer el embajador de México en Estados Unidos, Eduardo Medina Mora, confirmó que sí hay negociaciones para comprar diariamente al vecino país 100 mil barriles de petróleo ligero.

Parece una contradicción y se presta a interpretaciones y confusiones. Lo cierto es que simplemente es hacer negocios y no tiene nada que ver con aquello de que somos importadores “netos de petróleo”, y que ya nos cargó el payaso porque se acabó el crudo en México.

De alcanzarse un acuerdo con EU, esos 100 mil barriles de petróleo ligero se mezclarán con el petróleo maya mexicano (el pesado) y se utilizará para la producción de gasolinas en las refinerías de Pemex. Hay ahorros en los costos de producción y mejora ambiental en la calidad de las gasolinas.

Se aprovecha la ola mundial de caída en los precios de esta materia prima. Ayer el precio del barril crudo ligero que produce EU se cotizó a 48.65 dólares cuando en noviembre pasado estaba por encima de los 72 dólares. ¿Por cuánto tiempo se comprará petróleo a EU? Supongo que durante el tiempo que la cotización se mantenga como negocio para Pemex.

Así de simple: es un negocio.

Le decía por el otro lado, México recuperó el tercer lugar como exportador de crudo a EU al superar en volumen lo que vende Venezuela. El primer lugar lo tiene Canadá y el segundo Arabia Saudita. El valor total de las exportaciones de Pemex al vecino país del norte superó los 34 mil millones de dólares de enero a noviembre de 2014.

Otro dato interesante registrado en el mes de noviembre pasado: el precio de la mezcla mexicana de exportación fue de 71.636 dólares el barril. Pero hay diferencias: para EU el precio promedio fue de 72.381 dólares, para Europa de 73.088 dólares y para el Lejano Oriente de 57.663 dólares, donde se incluye a China y Japón que han reducido su demanda petrolera.

jesus.rangel@milenio.com