Estira y afloja

Millonaria donación accionaria de Carlos Slim

Carlos Slim Helú hizo una millonaria donación de acciones que ya fue sancionada positivamente por las autoridades. Con esta transacción diluyó su participación directa e indirecta en el capital social del Grupo Financiero Inbursa (GFInbursa) de 9.93 por ciento a 0.03 por ciento.

Las beneficiarias de la operación fueron dos de sus hijas, principalmente Vanessa Paola Slim Domit, quien recibió 71.13 por ciento del total y elevó de 4.38 a 11.33 por ciento su participación accionaria en la agrupación que preside su hermano Marco Antonio.

El contrato de dación fue suscrito por Slim Helú y sus seis hijos el 5 de julio de 2012, condicionado a la obtención de las autorizaciones por parte de las autoridades correspondientes en términos de la Ley para Regular las Agrupaciones Financieras y demás disposiciones aplicables, y al visto bueno del consejo de administración del GFInbursa, fundado en 1965. El pasado 8 de octubre la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) recibió un documento suscrito por el célebre empresario donde informa que se cumplieron los requisitos.

Donó 638 millones 674 mil 896 acciones serie “O”, ordinarias, nominativas, suscritas y pagadas de la agrupación financiera. El último precio de esos títulos fue de 32.70 pesos, lo que significa un total donado de 20 mil 884 millones 669 mil 99 pesos a sus hijas. Las operaciones se realizaron fuera de la BMV, “al considerarse como un traspaso libre de pago”, explica el escrito.

Sin más detalles, el ingeniero también reveló en su escrito que celebró otro contrato de dación con “otro grupo de mis hijos” para que incrementaran su participación directa en el capital social de Inmobiliaria Carso (Incarso), y su participación social indirecta en GFInbursa, toda vez que Incarso es dueña de una participación accionaria de la agrupación financiera.

El documento viene con una comunicación de Vanessa Paola, quien expuso que recibió 454 millones 336 mil 858 acciones serie “O” como resultado del contrato de donación, y que también aumentó su participación directa accionaria en Incarso con el segundo contrato de dación anunciado por Slim Helú.

Si usted piensa que estos hechos son parte de una serie de actos donde el ingeniero quiere dejar las cosas claras en cuestiones de herencia, yo también lo creo.

Por cierto, en el último informe anual del GFInbursa se destaca que los siete miembros de la familia Slim controlan de manera directa e indirecta 55.87 por ciento del capital social de la empresa; cuatro de ellos tenían más de 5 por ciento.