Estira y afloja

Mentadas para el Banco Mundial

Seguramente el Banco Mundial recibirá muchas mentadas de madre por aquellos que todo ven mal o que tienen como vocación estar contra todo lo que sea un reconocimiento directo o indirecto al gobierno del presidente Enrique Peña Nieto.

En su informe "Perspectivas económicas mundiales 2016", el banco destaca que "el crecimiento de México, América Central y el Caribe compensará la debilidad de América del Sur", que "no volverá a crecer hasta 2017".

América Latina crecerá este año 0.1 por ciento. O sea, nada. Esto se debe a que Brasil, Ecuador y Venezuela volverán a decrecer en 2.5, 2.0 y 4.8 por ciento, respectivamente. "Brasil seguirá en recesión económica" y en 2017 se recuperará a 1.4 por ciento, mientras que en Ecuador habrá un crecimiento nulo y Venezuela seguirá con saldo negativo de 1.1 por ciento del PIB.

De México agrega: "El crecimiento debería acelerarse a 3 por ciento en 2016-2018. Pese a que las medidas de austeridad fiscal afectaron el crecimiento, México se beneficiará de las reformas, de un peso débil y el fortalecimiento de Estados Unidos, que favorecerá el sector manufacturero orientado a la exportación. La apertura del sector de la energía debería continuar favoreciendo la inversión extranjera y se espera que otras reformas contribuyan a intensificar el crecimiento".

También asegura que el Acuerdo Transpacífico (México es integrante) "podría dar un fuerte y bienvenido impulso al comercio", e insiste en que repuntará el crecimiento en México "gracias a los beneficios de las reformas estructurales y el fortalecimiento de la demanda del mercado estadunidense".

La previsión del Banco Mundial es que México crecerá 2.8 por ciento en 2016, 3 en 2017 y 3.2 en 2018. Con otras palabras, esto lo ha dicho el presidente Peña Nieto y le ha ido como en feria.

CUARTO DE JUNTO

José Ángel Gurría, secretario general de la OCDE, insistió en un hecho que aquí hemos planteado: reformar el sistema de salud para permitir el intercambio de servicios entre el Issste, el IMSS y el Seguro Popular, para mejorar la calidad del servicio, y generar y publicar más reportes sobre la calidad de los diversos hospitales y clínicas, para que cada quien elija a su proveedor. Si existiera ese mecanismo, sin duda iría al Hospital General de México a que me atendieran, más ahora que cuenta con tecnología de punta en la nueva Torre Quirúrgica; ese hospital atiende al día a 9 mil personas y tiene prácticas de buen gobierno y transparencia.


jesus.rangel@milenio.com