Estira y afloja

Páginas ilegales de juego en línea

Seguramente ha visto usted en la televisión anuncios de personajes deportivos mundiales que invitan a jugar y apostar en cartas, blackjack y carrera de caballos y de galgos, vía internet y celulares. Y muchos caen sin saber que en México se detectaron 80 páginas extranjeras que operan fuera del marco regulatorio, lo que posibilita el lavado de dinero.

Las autoridades ya han actuado para erradicar el juego ilegal y, claro, promueven la modificación de la Ley de Juegos y Sorteos, para ser más estrictos y claros sobre los juegos en línea.

Ayer le comenté que se mueven alrededor de 300 millones de dólares anuales por jugadores mexicanos en este renglón, y 90 por ciento de los recursos no se sabe adónde van y pueden convertirse en operaciones ilegales y sancionables. Por lo mismo, los 33 permisionarios de casinos, los fabricantes y proveedores de la industria, buscarán que se regule más esos juegos en línea.

La Secretaría de Gobernación informó a los concesionarios del país que entre las páginas de internet que no cuentan con permiso para operar en México están: betcris, bwin, bet365, ganabet, betbambino, mexbet, pokerstars, casinotropez y jackpotcitycasino.

Como se quiera ver, urge la modificación a la ley respectiva para dar más certidumbre. Alfonso Pérez Lizaur, presidente de la Asociación de Permisionarios y Proveedores de Juegos y Sorteos, dijo en la tercera Cumbre Iberoamericana del Juego, que se celebró en la Ciudad de México, que el éxito de este sector en EU se debe a una regulación clara; ahí la industria genera 234 mil millones de dólares y la contribución fiscal alcanza 38 mil millones, con la creación de un millón 711 mil empleos.

También comentó que en México el juego en línea está permitido y está dentro del marco de la ley. Caliente, por ejemplo, anuncia en televisión que duplica el monto de lo depositado en una tarjeta de juego, hasta 2 mil pesos, y es legal porque se pagan impuestos. "Lo que hace falta es regular a los operadores de sitios web internacionales; existen alrededor de 80 páginas que operan fuera del marco regulatorio".

Su propuesta es una más estricta intervención legal, tecnológica y fiscal contra esos proveedores extranjeros, porque la actual es insuficiente. "No existen sanciones ni formas eficientes que los delimiten; hay una competencia desleal y solo en recaudación las pérdidas en México son cercanas a 2 mil millones de pesos por evasión fiscal al año".

El tema está claro. Hay que actuar.

jesus.rangel@milenio.com