Estira y afloja

Iberdrola y la reforma eléctrica

El mensaje de Ignacio Galán, presidente y consejero delegado de la española Iberdrola, a los accionistas revela la importancia de la reforma energética en México, y de los cambios que observará la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

En el informe financiero del último trimestre de 2015 se puede leer que "prosigue dentro del calendario previsto la reforma energética en México y dentro de ella la eléctrica. Finalizada ya la etapa normativa básica con la publicación de las 'bases del mercado', ya ha entrado a finales de enero de 2016 el mercado eléctrico de corto plazo, y se ha convocado a las primeras subastas de capacidad, energía y certificados de energía limpia, a realizarse en el primer semestre de 2016. Las reformas suponen una gran oportunidad de mayor crecimiento del negocio en los próximos años".

Iberdrola México es el primer generador privado de energía eléctrica en el país. Al cierre de 2015 tenía instalada una potencia ya operativa de 5 mil 82 megavatios (mw) en ciclos combinados y cogeneración, y de 367 mw en energía eólica.

El informe también señala que "el 11 de enero de 2016 la Secretaría de Energía (Sener) publicó en el Diario Oficial de la Federación los "términos de separación legal de CFE", que tienen por objeto fomentar la operación eficiente del sector eléctrico y el acceso abierto y no indebidamente discriminatorio a las redes de transporte y distribución. Según esos términos, CFE se dividirá verticalmente, para crear empresas legalmente independientes de generación, transporte, distribución y suministro, y horizontalmente".

En 2015 destacó la adjudicación por la CFE de la central Noreste, bajo la modalidad de productor independiente de energía, con un contrato a 25 años de 857 mw en el municipio de El Carmen, Nuevo León. Esta central, cuyo proyecto ya arrancó, estará en operaciones en 2018, y se iniciaron en 2015 dos nuevos proyectos de cogeneración con una capacidad conjunta de 106 mw.

Con los tres proyectos anteriores están en fase de construcción seis nuevas centrales. Tres entrarán en operaciones este año: la central de ciclo combinado de Baja California III, de 300 mw para la CFE, con un contrato a 25 años, una cogeneración de 50 mw y una nueva unidad de ciclo combinado en la central de Dulces Nombres, en Monterrey, de 300 mw para clientes privados.

Los proyectos de generación de energía en marcha suman cerca de 2 mil millones de dólares de inversión, una de las apuestas internacionales más importantes realizadas por la empresa en su historia.


jesus.rangel@milenio.com