Estira y afloja

Hank González sustituirá a su mamá en Banorte

Después de 20 años de carrera en el Grupo Financiero Interacciones (GFI), Carlos Hank González renunció a su cargo para formar parte del consejo de administración del Grupo Financiero Banorte si así lo aprueba la asamblea de accionistas el 22 de octubre próximo. Sustituiría en la posición a su mamá, doña Graciela González Moreno.

A los accionistas del GFBanorte se les informó que Hank González “ha desarrollado una sólida trayectoria en niveles de dirección estratégica del sector privado, destacando dos características clave: resultados claros, medibles y contundentes, y construcción de una institucionalidad de largo plazo. A sus 43 años se le reconoce como empresario, financiero, orgulloso mexicano y hombre de familia. Es licenciado en administración de empresas con especialidad en finanzas por la Universidad Iberoamericana”.

La decisión es estratégica para la familia del extinto don Roberto González Barrera, su abuelo, quien fundó la agrupación bancaria. Es también un mensaje claro para el actual presidente, Guillermo Ortiz, quien pretendió violentar las reglas de gobierno corporativo para controlar más la institución.

En aras de recibir el voto favorable de los accionistas, se les informa que Hank González transformó “a GFI de una empresa familiar a una institución moderna, de sólido gobierno corporativo y sujeta a los beneficios del aporte y escrutinio de un número mayor de partes interesadas. Ha actuado bajo la filosofía de que ninguna empresa puede crecer con solidez sin contar con las herramientas de gobierno que garanticen confianza, protección a los intereses de los inversionistas, transparencia, diversidad de puntos de vista y mecanismos de contrapeso”.

Se les recuerda que 50 por ciento de los consejeros del GFI son “independientes, de alto prestigio y reconocimiento, y supera los mínimos exigidos por las mejores prácticas de gobierno corporativo. Los consejeros tienen plena participación en los comités que conforman las estructuras de gestión de la compañía, garantizando así una perspectiva objetiva en la dirección estratégica y operativa”.

El banquero anunció que al aprobarse su designación como consejero, se compromete a “garantizar y defender los derechos de nuestros accionistas y consolidar un modelo de gobierno corporativo que sea ejemplar para las empresas mexicanas”.

Por cierto, su mamá será su consejera suplente.

En el GFI, el ingeniero Carlos Hank Rhon, presidente de la agrupación financiera, asumirá la presidencia de Banco Interacciones y de Interacciones Casa de Bolsa.

jesus.rangel@milenio.com