Estira y afloja

Hacienda en Pemex y CFE

En el informe sobre “mejores prácticas corporativas” que entregaron Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE), la presencia de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) en la toma de decisiones y planeación es clara.

Por eso toma sentido la propuesta de agregado que hizo el diputado panista Juan Bueno Torio, secretario de la Comisión de Energía, a varias leyes secundarias en materia energética para que las dos empresas productivas puedan tomar decisiones sin necesidad de autorización o intervención de la dependencia que encabeza Luis Videgaray.

Ahora Pemex tiene que informar a la SHCP sobre el uso de endeudamiento, rentabilidad de proyectos, condiciones financieras, situación operativa, programática y financiera, entre otras. La Cámara de Diputados, la Función Pública y Hacienda valúan, controlan e inspeccionan el ejercicio presupuestal.

En el caso de la CFE, de acuerdo con el citado informe, la SHCP participa en temas de “evaluación y compensación; finanzas y planeación”. En su carácter de “dependencia globalizadora”, establece los criterios y lineamientos sobre evaluación y compensación del director general y funcionarios de alto nivel; autoriza el manual de sueldos y compensaciones, y fija los criterios para la sucesión de los principales funcionarios.

Bueno Torio propuso que las empresas decidan tabuladores, estructura orgánica, políticas de recursos humanos, presupuesto e inversiones con sus adecuaciones, destino de ingresos excedentes, reglas de austeridad, política de deuda y otras, sin participación de Hacienda. “Se trata únicamente de establecer en sus leyes normas que regulen la forma en que Pemex y la CFE se autogobernarán en materia de presupuesto y deuda, con la autonomía y los límites que le fueron expresamente establecidos por el constituyente permanente”, explicó.

Hay que decir que en las iniciativas de ley sobre las dos empresas y sus subsidiarias se habla de otorgar un régimen especial de autonomía presupuestaria, pero la presencia de Hacienda está desde el hecho de que el titular de la dependencia es integrante del consejo de administración.

Hay que señalar que la deuda de estas empresas “no concederá a los tenedores” de títulos ningún “derecho sobre la propiedad, control o patrimonio” de las mismas o sobre “los recursos naturales que exploten. Las obligaciones “no constituyen obligaciones garantizadas por el Estado mexicano”.

Otro dato: Pemex podrá realizar operaciones similares en México y en el extranjero.

jesus.rangel@milenio.com