Estira y afloja

Ferrobuques para Altamira

El pasado 10 de octubre le informé que la empresa Stevedoring Services of America (SSA México) busca desarrollar una terminal especializada de automóviles en Lázaro Cárdenas, Michoacán, la primera en México que se convertiría en un centro distribuidor de operaciones tácticas para la cuenca del Pacífico.

Lo nuevo es que las secretarías de Comunicaciones y Transportes y de Hacienda y Crédito Público, que encabezan Gerardo Ruiz Esparza y Luis Videgaray, ya dieron el visto bueno para que en Altamira, Tamaulipas, se construya una terminal para el servicio de ferrobuques y roll on/roll off que atienda la carga con accesos ferroviarios directos para furgones de forma más ágil.

El punto es que se busca aumentar la capacidad de Altamira para la recepción y manejo de carga de vehículos automotores, con el aprovechamiento de la conectividad que tiene el puerto.

La inversión presupuestal para la infraestructura se estima en 394 millones 341 mil pesos, y ya se cuenta con un análisis comparativo de riesgos para este proyecto frente al autotransporte para el traslado de mercancías México-Estados Unidos y transporte de vehículos México-Europa y México-América Latina.

Los resultados son los siguientes: “Respecto a los tiempos de recorrido, el uso del transporte marítimo se ve ligeramente superado por el uso exclusivo de ferrocarril y transporte carretero, mientras que en los costos el ferrobuque representa claramente una opción más competitiva, al representar un ahorro de 60 por ciento en promedio para los casos analizados”.

La información disponible revela que la industria automotriz mexicana ocupa el cuarto lugar en exportaciones, que los puertos del Golfo son los que mayor movimiento reflejan para este tipo de transportación, y se prevé que la capacidad del puerto de Veracruz “difícilmente podría atender esta creciente demanda de servicios portuarios por parte de la industria automotriz”.

Sobre el mercado potencial para el proyecto de ferrobuque se establece que está integrado por “los flujos de importación de mercancías desde EU hacia México, en particular de los 32 estados que integran la región este; los flujos de exportación de mercancías de México hacia EU, en particular los procedentes de Nuevo León, Coahuila, Tamaulipas, Estado de México, Distrito Federal, San Luis Potosí, Guanajuato y Tamaulipas.

El servicio de ferrobuques atendería la carga comercial entre Altamira y Mobile, Alabama.