Estira y afloja

La defensa tecnócrata del PRI

Hay muchas interpretaciones sobre la llegada del itamista Enrique Ochoa Reza a la dirigencia nacional del PRI. Platiqué con varios amigos sobre el tema y mis principales conclusiones son: el PRI se reforzará para mantener la Presidencia de la República y ser factor determinante en el Legislativo; no actuará para favorecer en 2018 a su amigo Luis Videgaray, titular de la SHCP; no hay ruptura con la clase política tradicional, e implementará estrategias para profundizar las reformas económicas e impulsar las político-electorales que se requieren.

El ex director de la CFE dijo el sábado que debatirá en la academia y casa por casa las políticas públicas implementadas por el presidente Enrique Peña Nieto. "Tenemos que dar la cara, tenemos que hacerlo con orgullo y tenemos que hacerlo con las razones en la mano".

En su discurso de renuncia a la presidencia del PRI, Manlio Fabio Beltrones, expuso que "lo importante es defender un proyecto de modernización... Nuestro partido tiene que cambiar para servir mejor a la gente y conectarnos más con la ciudadanía, tanto en sus causas y aspiraciones como en el rechazo hacia políticas públicas con las que no coinciden".

Ochoa Reza, el tecnócrata, en coincidencia con el principal animal político priista, Manlio Fabio. Visto así, el PRI no enfrenta ruptura interna. Todos los activos deberán aplicarse para hacer vigente el cambio estructural emprendido en beneficio de la sociedad. No será nada fácil convencer al electorado y la sociedad en su conjunto.

El cambio generacional de dirigentes en el PRI fortalece a figuras con menos experiencia política y más curricular académico. El candidato del PRI a la Presidencia de la República deberá combinar la experiencia política y la tecnócrata; no debe tener cola que le pisen, pero sí contar con simpatizantes de diversas corrientes ideológicas, con interlocución aceptada por los diferentes partidos políticos, la sociedad en general y los organismos del sector privado que están más politizados.

Este cambio generacional en el PRI deberá combinar la experiencia de los políticos de a pie con la de aquellos de análisis de escritorio y uso de las redes sociales.

CUARTO DE JUNTO

La empresa británica Greensill Capital se convirtió en la primera institución financiera internacional en incorporarse a la cadena productiva de Pemex-Nafin para operar factoraje electrónico en la plataforma de Nacional Financiera. El acuerdo lo firmó el director general de Nafin, Jaques Rogozinski, en Londres.

jesus.rangel@milenio.com