Estira y afloja

La marca tequilera El Chapo

Joaquín 'El Chapo' Guzmán Loera se convirtió en una gran marca para el mercado de Estados Unidos. Está la serie televisiva anunciada por Netflix y hay que agregar ahora la solicitud para la marca de tequila El Chapo y también de playeras.

La empresa Casa 1921 LLC con sede en San Antonio, Texas, solicitó el 30 de marzo pasado autorización a la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos para registrar tequila El Chapo; el trámite empezó a correr el 4 de abril, por lo que está pendiente su autorización.

En el caso de las playeras El Chapo, la petición fue planteada el 5 de febrero por José William Ruiz-Leal, de Pennsylvania, y ante la autoridad informó que su página web es "noches magazine"; el proceso de investigación está pendiente de concluir.

Llama la atención que la empresa tequilera ya ofrece productos en el mercado de Estados Unidos. Tiene la marca "1921 Tequila" en sus presentaciones de blanco, reposado y añejo, y "1921 la Crema de México" derivado del tequila.

En ambos casos no hay más datos informativos en sus páginas web, lo que llama la atención. No se dice cuál es la historia de ambas empresas, sus accionistas principales, sus objetivos y su mercado.

La Oficina de Control de Bienes de Extranjeros (OFAC, por su sigla en inglés) ha puesto el ojo en varias marcas tequileras que supuestamente están ligadas a organizaciones criminales y no pueden ser comercializadas en EU. Están los casos de Casa el Viejo Luis, El Valentón y Onze Black.

Recientemente la actriz Kate del Castillo anunció en redes sociales que en Texas ya está a la venta su Tequila Honor del Castillo, incluso en restaurantes. En México la marca ya fue autorizada pero no en Estados Unidos, que de acuerdo con registros de la Organización Mundial de la Propiedad Industrial (OMPI) "está pendiente" la autorización.

Casualmente la venta del tequila Honor del Castillo está en Texas, entidad sede de la empresa con la marca El Chapo.

Los abogados de Joaquín Guzmán tendrán mucho trabajo en los próximos meses porque sin duda habrá más interesados por registrar productos o servicios con el nombre o apodo del narcotraficante. Es el sueño de muchos, no solo de Kate.

Y si creemos lo que dicen los abogados de El Chapo, sus hijas quieren tener recursos propios por usufructuar nombre y apodo. Saben perfectamente que esos ingresos serían lícitos, ninguno ligado al narcotráfico ni a cosas como lavado de dinero, evasión fiscal o provenientes de organizaciones criminales.

jesus.rangel@milenio.com