Estira y afloja

DuPont cambia la cultura en seguridad

Es cierto lo que dice Sergio Seáñez, arquitecto de soluciones de la empresa DuPont Soluciones Sustentables para Latinoamérica, cuando dice que, por naturaleza, al ser humano le gusta el riesgo, la adrenalina, y que por lo mismo la seguridad sería contraria a esa forma de vida.

No obstante, frente a industrias de alto peligro, como la energética, química o minera, las personas en general aplican protocolos, reglas y normas adecuadas, y utilizan equipo de protección para evitar accidentes y disminuir los riesgos.

La innovación, la toma de conciencia, la responsabilidad y les leyes y reglamentaciones adecuadas deberían evitar los accidentes catastróficos, pero falta mucho. México está en la media internacional en desempeño de seguridad y protección, y DuPont creó soluciones, consultorías a la medida y materiales avanzados para lograr un entorno laboral más seguro y más productivos frente a la competencia internacional.

Busca frenar el problema de la muerte de personas por causa de accidentes o enfermedades relacionadas con el trabajo. La Organización Internacional del Trabajo (OIT) estima que cada 15 segundos fallece un trabajador por esas causas, y que cada 15 segundos 153 trabajadores tienen un accidente laboral. Por causas de accidentes o enfermedades relacionadas con el trabajo hay 2.3 millones de muertes al año, y ocurren más de 317 millones de accidentes en el trabajo, con altos costos económicos y de salud.

Seáñez me dice que para mejorar la seguridad se requiere un cambio de cultura empresarial y de los empleados, con un liderazgo compartido que mida los niveles de desempeño, un sistema de gestión con normas y reglas claras, un sistema de consecuencias final que mida lo malo, pero también lo bueno para reforzarlo, un contexto social fuerte que por conciencia condene lo que está mal y una conexión al riesgo para detectarlo y enfrentarlo.

DuPont cumple 90 años en México, y con soluciones innovadoras a través de la ciencia contribuirá al desarrollo de la agricultura y nutrición, la creación de materiales avanzados y se mantendrá como líder en biociencias industriales.

La empresa es propietaria de marcas conocidas en trajes que protegen contra accidentes de fuego repentino y de arco eléctrico; trajes de protección contra polvos, partículas, sustancias y virus tóxicos, así como guantes de protección contra corte. Hay que agregar soluciones y consultoría en seguridad industrial y protección ambiental.

jesus.rangel@milenio.com