Estira y afloja

Corporación Geo va por su recuperación

El juez sexto de distrito en materia civil, Enrique González Meyenberg, aprobó ayer el convenio concursal suscrito por Corporación Geo, obligatorio para todos los acreedores firmantes, y extensivo para los acreedores comunes y subordinados reconocidos que no participaron en las negociaciones, pero que pueden suscribirlo en las condiciones pactadas.

Las últimas cifras disponibles revelan que la deuda total de la empresa con instituciones financieras ascendió a 16 mil 617.9 millones de pesos al cierre de 2014. Ante los incumplimientos de pago de capital y/o intereses de la deuda, se tuvo que reconocer la totalidad de la deuda financiera como exigible al corto plazo.

La desarrolladora de vivienda, que preside y dirige Luis Orvañanos Lascurain, se vio en la necesidad de detener la construcción por falta de créditos puente para financiar la inversión. La pérdida neta en 2014 fue de 8 mil 370.7 millones de pesos, contra 19 mil 118 millones de un año antes, mientras que el patrimonio fue negativo en 2014 por 18 mil 305 millones.

De acuerdo con información enviada a los inversionistas en abril pasado, Corporación Geo comentó que negociaría en el concurso mercantil disminuir el pago de impuestos y que “el SAT aceptara el mismo tratamiento de los acreedores comunes”; cancelar provisiones por penas convencionales y juicios por 3 mil 33.8 millones de pesos.

Asimismo, buscaría la posible capitalización de pasivos financieros y operativos por aproximadamente 19 mil 331.9 millones y la entrada de capital por parte de inversionistas por 3 mil 500 millones que “generaría una recuperación en el patrimonio de la empresa por aproximadamente
29 mil 144.6 millones de pesos”.

Dijo que de materializarse “estas oportunidades, el patrimonio de la empresa se restituiría en niveles de 10 mil 839.5 millones de pesos y con una deuda sostenible de aproximadamente 6 mil 300 millones”.

La empresa deberá convocar a asamblea general extraordinaria de accionistas para someter a consideración el aumento de capital social por los 3 mil 500 millones de pesos.

Orvañanos Lascurain agradeció el apoyo y compromiso de sus acreedores, las autoridades involucradas, clientes, proveedores y colaboradores que “han hecho posible alcanzar un acuerdo satisfactorio para que la empresa recupere su viabilidad operativa y financiera. La aprobación del concurso mercantil permitirá preservar la fuente de trabajo de nuestros colaboradores y reactivar gradualmente la dinámica de nuestras cadenas de valor”.

jesus.rangel@milenio.com