Estira y afloja

Citigroup alista cartera de créditos e inversión

La presencia en México de Michael Corbat, director general del Citi, va más allá de la inauguración, en el Palacio de Iturbide, de la muestra 130 años, 130 obras de la colección pictórica de Banco Nacional de México. Es para ratificar la confianza en México del banco estadunidense y de su filial Banamex.

Ante el presidente Enrique Peña Nieto, hoy anunciará un programa de crédito para impulsar la participación de las pequeñas y medianas empresas en los proyectos que nacerán por las reformas emprendidas, en especial dentro de los sectores energéticos y de infraestructura, y para fortalecer la bancarización. La cifra es de alrededor de 20 mil millones de pesos.

Corbat estará acompañado por Manuel Medina Mora, presidente del consejo de administración de Banamex y del grupo financiero, y de Javier Arrigunaga, director general de la agrupación.

Hay que decir que Citigroup participará en el primer paquete financiero que se destinará a la nueva terminal aérea, que junto con otras instituciones sumarán mil millones de dólares.

Por cierto, especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) ya realizan recorridos por la zona donde se construirá el aeropuerto, para entregar un estudio de prospección arqueológica. Se trata de confirmar que no hay vestigios que requieran protección; hay dos brigadas de reconocimiento en la zona.

En junio de 2003 se informó que siete especialistas de México y EU, apoyados por National Geographic, realizaron por el vaso del lago de Texcoco una investigación de reconocimiento arqueológico de la zona donde han encontrado piezas prehispánicas.

Los brigadistas del INAH marcarán ahora diversas áreas en las que se pudiesen encontrar evidencias y realizarán excavaciones; harán una exploración detallada en el sur de la zona, “iniciando en las inmediaciones del lago Nabor Carrillo”, para establecer un “levantamiento sobre vías de acceso, superficies anegadas, dimensiones de los rellenos de basura en los bordos, seguridad y disposición de las diversas autoridades para permitir de manera expedita el trabajo de campo”.

Llevarán un control de los materiales localizados y el informe final se entregará “al Consejo de Arqueología, con los puntos de interés de afectación para una posible segunda etapa de excavación”.

Para disminuir riesgos se recomendó “mantener una separación en trayectoria de aproximadamente 3 mil 48 metros (10 mil pies) entre las cabeceras de las pistas y los cuerpos de agua situados al sur de la zona del ex lago de Texcoco”.

jesus.rangel@milenio.com