Estira y afloja

Carso Telecom, Telefónica, Cemex y Mexicana

En Europa se conocieron ayer noticias importantes que involucran a las empresas Carso Telecom, Telefónica y Cemex, mientras en México se anunció que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) propuso al juez décimo primero de distrito en materia civil en el Distrito Federal que designe a Alfonso Ascencio Triujeque como síndico para la etapa de quiebra de Mexicana de Aviación.

Después de meses de negociación, Carso Telecom celebró un acuerdo de accionistas con Österreichische Industrieholding AG respecto a sus participaciones accionarias en Telekom Austria, lo que permitirá a la empresa de Carlos Slim Helú lanzar una oferta pública por el total del capital social de la telefónica a un precio de compra de 7.15 euros por acción. Millones de euros en inversión frente a un mercado mexicano que le cierra puertas.

A su vez, Telefónica informó que su subsidiaria Movistar Tv tendrá a partir de septiembre un canal propio dedicado exclusivamente al futbol internacional que se agrega a los dos canales deportivos que ya opera. Telefónica México, que encabeza Francisco Gil Díaz, tiene una concesión para operar tv de paga en el país, pero se ha dicho con insistencia que no hay interés por explotarla; puede cambiarse la opinión si las leyes secundarias en discusión son favorables, ¿o no?

En cuanto a Cemex, la situación continúa conflictiva. El 4 de abril, como recuerda, se anunció en España que tendrá que pagar sanciones por 455 millones de euros (aproximadamente 8 mil 192 millones de pesos), resultado de disputas fiscales. Ayer se conoció en Austria que la Comisión Europea abrió una profunda investigación sobre la intención de Cemex de adquirir activos de Holcim en varias ciudades españolas.

La comisión se mostró preocupada de que “la operación pueda reducir la competencia en algunas zonas de España en las que coinciden las actividades de las dos empresas”, y explicó que la apertura de una investigación detallada no prejuzga el resultado final de la misma, que se conocerá el próximo 5 de septiembre.

En agosto de 2013 Cemex y Holcim acordaron en principio que la primera adquirirá todos los activos de la segunda en República Checa, las plantas del oeste de Alemania, y el control total de las actividades de Holcim en España en los sectores del cemento, hormigón preamasado, agregados y mortero.

En octubre de ese año el gobierno español pidió a la Comisión Europea analizar la operación ante el temor de que todos los productores, incluso los de la competencia, acuerden precios.

jesus.rangel@milenio.com