Estira y afloja

Car-go busca reducir costos

Fernando González Piña, director general de Car-go, me dice que ya son más de 150 estaciones de servicios de gasolina las que se integran a la institución para formalizar nuevas formas de cooperación y de integración a toda la cadena productiva de hidrocarburos.

“Se trata de aprovechar sinergias porque sabemos, por ejemplo, que las compras en conjunto de gasolinas nos pueden proporcionar más ventajas en las negociaciones con Pemex; podemos aprovechar otra infraestructura para reducir costos y ser más competitivos frente a la competencia”, señala.

Car-go es una de las nuevas instancias que se conforman a escala nacional para adecuar el nuevo marco jurídico de las gasolineras que a partir de enero de 2016 ya no serán franquicias, sino permisionarias. Su área de influencia es el Valle de México, Puebla, Tlaxcala, Veracruz y Oaxaca, como le informé ayer.

González Piña me comenta que no se convertirán en importadores de gasolinas, por lo complejo de la operación, y que están interesados en que Pemex continúe como su proveedor, pero bajo mejores condiciones. “Hay que esperar a conocer los detalles de las leyes secundarias”.

—¿Y qué con la gasolina robada a Pemex? ¿Se supone que se la venden a gasolineras a precio menor?

—No, no es el caso, porque para nosotros sería cárcel. Vender gasolina robada no es solo multa, es cárcel para el propietario del expendio.

El dirigente me dice que en los próximos meses y años será importante que los dueños de las gasolineras cambien su forma de pensar y de actuar, porque “somos buenos comerciantes, pero no necesariamente empresarios. Ya no debemos pensar solo como un negocio familiar; tenemos que enfrentar la competencia y mejores servicios a la clientela con más propuestas”.

Por otro lado, González Piña me comenta que el logo de Car-go se podrá incluir en las gasolineras asociadas y continuar con el de Pemex. Ya en 2016 se podrá definir legalmente si los afiliados ponen más grande el identificador de Car-go. “Si alguno de los afiliados aplica prácticas no adecuadas, se le sancionará y se le dirá adiós”.

Cuarto de junto

Newpek, la subsidiaria de Grupo Alfa dedicada a la exploración y explotación de yacimientos de gas natural e hidrocarburos, se vio obligada a reducir su programa de perforación de pozos petroleros de 100 a 80 este año por “el nuevo entorno de precios del petróleo”, y se reanudará el esquema “una vez que el entorno de precios mejore”. Al cierre de 2014, la empresa tenía en producción 138 pozos en México, 15 por ciento más que en 2013.

jesus.rangel@milenio.com